martes, 4 de agosto de 2015

FAMILIA MARZANO Y SU PANADERIA



Don Nicolás Marzano, de nacionalidad italiano, había formado familia y trajo al mundo unos cuantos vástagos. Nació en la península itálica el año 1853.
Arribó a la Argentina aproximadamente a finales del siglo XIX,  cuando comenzaba la gran inmigración italiana a nuestro país y cuando en el oeste del ex Territorio Nacional de la Pampa Central, el proceso de ocupación de las tierras de las que habían sido despojados los aborígenes estaba en pleno proceso de puesta en producción.

Es por eso que esa zona y la primera población cristiana fundada por el Ejército Nacional el año 1882, eran un foco de atracción de trabajadores, personas que conocían distintos oficios y sobre todo de técnicos y profesionales.
En 1890 había llegado a Victorica, la capital del entonces amplio Departamento 7º, el ciudadano de nacionalidad francesa don Alfonso Capdeville, quien era el apoderado y representante de la firma “Ganadera Nacional S.A.”.

Cuando la mencionada Sociedad Anónima se disolvió Capdeville compró unas cuantas hectáreas con las cuales formó su estancia llamada Telén, el antiguo paraje “Thanan tué” de los ranqueles.

En la foto tomada al momento de iniciarse el cortejo fúnebre, la columna está encabezada por la Banda de Música de Victorica, cuyos integrantes ejecutaron la música de despedida y dos amigos que portan las Banderas de Italia y de Argentina, la Patria de origen y la que lo acogió y en la que vivió la mayor parte de su vida


Don Nicolás Marzano conoció al francés Capdeville, según recordaba su hijo Antonio Marzano alrededor de los años 1884/85 en la zona de Epu-Pel, administraba la estancia de la firma que lo había contratado en el Uruguay. Trabajó con él en la construcción de alambrados, y años después lo llevaría a la zona de Victorica para alambrar su campo en Telén.

Varios años después don Nicolás Marzano ya convertido en contratista, trabaja al norte de Victorica con su cuadrilla que integraban algunos de sus hijos y otros ayudantes en la tarea de cortar alfalfa en campos aledaños al paraje “Leuvucó”.

Se había casado y tenía varios hijos varones, -Miguel, Antonio, Francisco, Julio, Pedro, Nicolás y Luis- la mayoría de los cuales en la fatídica década de 1930 optaron por dejar Victorica y buscar mejores horizontes en Buenos Aires, algunos en localidades de la provincia y otros en algún barrio de la Capital Federal. Francisco fue durante largos años periodista del antiguo diario La Prensa, en tanto que Antonio llegó a ser Gerente General de la Cámara de Comercio de Vicente López.

El año 1919 en momentos en que nuestro abuelo Luis Cesanelli y su cuadrilla estaban terminando de instalar el nuevo horno para la Panadería que llevaba el nombre de “La Vencedora”, se produce su fallecimiento.

Subido al tope de la escalera se encuentra nuestro abuelo materno Luis Cesanelli, el que está de chaleco tomando el horno es el técnico Querol de la compañía vendedora que supervisaba la colocación y entre los peones están dos de los hermanos Marzano colaborando en las tareas

Según reza en el acta respectiva y por datos aportados por su sobrino don Isidro Imbelloni, falleció en su domicilio familiar el día 25 de mayo del año 1919, a causa de hepatitis crónica, según el certificado del médico Luis Jiménez.
 
Era hijo de Miguel Marzano y de Dominga Lavanca ambos fallecidos en Italia. Firmaron el acta el Juez don Juan Sansinanea y como testigos el mencionado sobrino Isidro Imbelloni y el peluquero don Faustino Gil, que vivía frente a la plaza.

El año 1923 la Panadería figuraba y funcionaba a nombre de M. Marzano e hijos, teniendo como competidores en el ramo a R. Maldonado y a Puitg Hermanos. Anteriormente en ese ramo figuraban registrados Juan Acosta, Luis y Francisco Costa y José Puigt.



El año 1930 figuran registrados en la Guía Anual Kraft como panaderías las de Juan Acosta, Álvarez Hermanos y la de Juan Lozada, probablemente este último alquilando el local de los Marzano, dado que tenía su domicilio en Toay. 

El último de sus hijos que vivió en Victorica y que alquilaba el local fue Miguel, que había sido portador del nombre del abuelo italiano y que durante muchos años defendió la personalidad del francés Capdeville que hab´ñia sido Intendente de Victorica entre los años 1891 y 1899, por lo que le había contado su padre y quien bregó para que "Los Pisaderos" se convirtiese en lugar histórico.
 
Todavía se halla en pie la estructura del edificio que albergó su casa de familia y el local comercial anexo de la panadería a la entrada de lo que actualmente es el Parque “Los Pisaderos” en Victorica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails