viernes, 20 de diciembre de 2013

PRIMEROS EGRESADOS "FELIX ROMERO"



El día 6 de diciembre del presente año 2013 llevamos a cabo en el Salón de Actos de la Municipalidad de Victorica, del descubrimiento de una placa de agradecimiento, por haber permitido que allí funcionara los primeros años la Escuela Provincial de Comercio "Félix Romero".

El señor Intendente Hugo Kenny, también ex alumno de dicha Escuela, decidió adherir al homenaje agregando otra placa con nuestros nombres, gesto que agradecemos.

También agradecemos a Genobeba Crova, Celia Porras, Irma Poggi y Gladys Guaycochea que nos acompañaron en el acto y posterior brindis. También agradecemos a la hija de Susana Medina y la hermana de Ernesto Raful, que nos acompañaron gentilmente en representación de sus familiares.
 
"Estamos hoy aquí, en este lugar tan especial para nosotros, con la finalidad de hacer memoria, evocar recuerdos y agradecer a muchas personas e Instituciones, que trabajaron, colaboraron, participaron y cooperaron para que un grupo de jóvenes de la década de 1950 pudiésemos tener la posibilidad de acceder a la educación secundaria.
En primer lugar vamos a invocar la bendición de nuestro Señor, que nos ha permitido asistir a esta ceremonia.

En segundo término diremos que hoy estamos presente algunos de aquellos primeros seis egresados con el titulo de Perito Mercantil, de nuestra querida Escuela Provincial de Comercio Félix Romero.
Permítannos evocar el espíritu de nuestros compañeros que ya han partido, me refiero a Susana Beatríz Medina, quien fue abanderada de la Escuela y a Ernesto Elías Raful, que después fue profesor de la misma, igual que Susana.


Allá por el mes de abril del año 1959 comenzábamos las clases en este Salón, cedido por la Municipalidad, amoblado con bancos y mesas prestados por la Escuela Nº 7 y con el piano prestado por el Club Social. Ese mismo año comenzaban también las clases en la Universidad Provincial de La Pampa.

En el patio se construyó el mástil donde diariamente izamos la bandera. Allí se llevó a cabo el 1º de abril el acto inaugural, haciendo uso de la palabra el señor Presidente de la Asociación Propietaria el señor Ángel Silvestre Villegas, a la sazón gerente del Banco de la Nación, seguidamente usó de la palabra la entonces Directora señora de Ares y cerró el acto el delegado del gobierno don Armando Forteza.

La Rectora Organizadora fue la Directora de la Escuela Nº 7 doña María Fredesbinda Bustos Bazán de Ares, quien junto a todos los profesores, secretaria, preceptora y personal no docente nos ayudaron a culminar ese primer año que fue para muchos, por distintos motivos, una prueba sobre todo de la voluntad, que cada uno teníamos, de esforzarnos para continuar estudiando.


Por eso nuestro agradecimiento a estas personas, muchas de las cuales trabajaron sin cobrar salario docente alguno, algo digno de destacar.
Cuando llegó el segundo año el salón se dividió por un tabique y nosotros funcionamos en el aula más chica, la del fondo. Hubo cambios en el personal docente y directivo, nuestra segunda Directora, después que renunciara doña Mecha para continuar su carrera como Inspectora de Zona, en marzo de 1962 pasó a ser María Nélida S. de de la Torre, que se había incorporado a la vida cultural y educativa del Victorica de entonces.

 En tercer año se recurrió a habilitar lo que había sido el local del archivo de la Municipalidad, contiguo al grupo de sanitarios. Era un pequeño local largo y estrecho donde cabíamos apretados los 14 alumnos que íbamos quedando, de aquellos 28 que habíamos comenzado. Es que varias compañeras fueron a estudiar magisterio, otros cambiaron de domicilio, algunos otros se desgranaron.
El año 1961 salió la ley que provincializó al Instituto Félix Romero y lo convirtió en la Escuela Provincial de Comercio. Recuerdo que Celia Santamarina nos llevó a la casa del entonces diputado Alberto Gesualdi a agradecerle como autor del proyecto de ley que permitió sentar las bases definitivas y consolidar el esfuerzo de toda una comunidad.




Cuando llegó el momento del cuarto año, el lugar que se utilizó como aula, fue el salón de la Biblioteca “Bartolomé Mitre”, otra entidad que cooperó para albergarnos, a la que también agradecemos esa predisposición. Cuando me refiero a las Entidades y Organizaciones obviamente que estoy evocando a las personas que las dirigían, entre ellas doña Mecha, con quien participamos junto a unos pocos compañeros de un petit Salón Literario por las noches, con ella, el Reverendo Pedro Marano, el profesor Mirkin.


 Y cuando llegó el último año tan sólo quedamos seis. El acto de colación de grado y entrega de certificado se realizó en el patio. En mi caso particular no estuvieron mis padres, porque ya se habían ido a radicar a Santa Rosa, porque ya sabían que ese era mi próximo destino, dada la decisión de continuar en la Universidad que le había comentado a mi madre.

La organización de nuestra despedida estuvo a cargo de los compañeros de 4º año, a quienes queremos agradecerles sumamente ese gesto y la alegría que disfrutamos juntos esa última semana. Recuerdo que nos llevaron en andas desde este lugar por la calle 15 hasta el taller de Pagella y nos trajeron por la calle 17 desde nuevo hasta aquí.
El baile de egresados se llevó a cabo en el Salón del Club Cochicó, otras de las Instituciones que nos albergó en las clases de educación física, en los ensayos del Coro y en las fiestas. Es por eso que también agradecemos a esta Entidad que este año ha cumplido sus 90 años de vida.

Alguien ha dicho que el agradecimiento tiene origen en los recuerdos del corazón, es por eso que agradecemos profundamente a todos los que hoy nos están acompañando en este acto de colocación de esta placa que vamos a descubrir en instantes, en particular y muy especialmente a quienes fueron nuestras profesoras y profesores, secretarias y preceptoras. 

¿Y porqué ponemos esta placa aquí, además de querer expresar en ella nuestro agradecimiento a la Municipalidad? Porque  para nosotros aquel fin de curso lo tenemos registrado en este salón donde se realizó la cena con los familiares, los miembros de la Asociación Cooperadora y los profesores. Aquí han quedado el sonido de nuestros pasos, el eco de nuestras voces y las risas juveniles.


Permítanme agregar ahora algunos recuerdos personales. La educación que recibimos en nuestra Escuela, nos fue muy útil. Lo pude comprobar cuando ingresé al primer año de la Facultad de Ciencias Económicas. La disciplina que habíamos adquirido, los valores que nos habían inculcado, los conocimientos que nos habían transmitido, las actitudes en las que fuimos formados me permitieron estar a la misma altura de los egresados de las escuelas de la capital y de otras provincias con los que me encontré.

La Doctora de la Torre me había confeccionado una carta para el Rector de la Universidad, quien me recibió y luego accedí a una beca de estudios. Muchas Gracias Nelita, no olvidaré jamás esos gestos que tuvo conmigo y todos sus alumnos.
También quiero recordar al abuelo Luis Cesanelli que era mi tutor y al evocarlo es para mí una gran emoción porque este salón, al igual que el de la Biblioteca y del Club Cochicó fueron construidos por él y la gente de su empresa.


Quienes me han precedido en el uso de la palabra ya han hecho mención a otros aspectos fundamentales, que no voy a reiterar, pero deseo agregar un agradecimiento más a tres personas que fueron para mí regreso a Victorica, después de recibirme en la Universidad, de gran ayuda, las tres muy estrechamente vinculadas a la creación de la Escuela. Ellas fueron don Orlando Martín, don Domingo Frois Regis y la entonces Directora de la Escuela Nelita Suarez de de la Torre, que me recibieron amablemente, me apoyaron con trabajo profesional y me ayudaron a reinsertarme en esta comunidad.

Y para culminar quiero recordar que nuestro título está firmado por la Rectora de la Torre y como secretaria Carmen Falabella y que en el acto que se hizo en el patio de esta Municipalidad hace cincuenta años en mi caso recibí el mismo de manos de doña Lucita Kenny y un obsequio de don Abraham Nicolás que era por aquellos años el Presidente del Club Cochicó.
Muchísimas gracias a todos, han sido ustedes muy amables en acompañarnos!" (Luis Ernesto Roldán)
Leído en Victorica (La Pampa) el 6 de diciembre de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails