sábado, 16 de noviembre de 2013

LA INDUSTRIA DE LA HOSPITALIDAD EN LA PAMPA




"Hospitalidad es la cualidad de acoger y agasajar con amabilidad y generosidad a los invitados o a los extraños.1 “Hospitalidad” se traduce del griego filoxea, que significa literalmente “amor (afecto o bondad) a los extraños”.1 En latín hospitare, significa "recibir como invitado". Existen algunas palabras con raíces latinas que están estrechamente relacionadas como hospital, hospicio y hostal. En cada una de estas palabras, el significado principal se centra en un anfitrión que da la bienvenida y responde a las necesidades de las personas que se encuentran temporalmente ausentes de sus hogares. La frase "recibir como invitado" implica al anfitrión prepararse para cumplir los requerimientos básicos de un invitado. Los requerimientos de un huésped son tradicionalmente alimentación, bebidas y alojamiento o refugio."

Hay que recordar que cuando don Luis de la Cruz partió de Chile y cruzó nuestro Territorio, allá por el año 1806 fue recibido por el Cacique Carripilúm el jefe de los Ranqueles, que hizo todo el ceremonial de bienvenida al intendente de Concepción y luego lo agasajó con comida para posteriormente parlamentar sobre la ayuda necesaria que permitiera atravesar el territorio utilizando sus rastrilladas.

Muchas décadas después el Coronel Lucio V. Mansilla cuando visita en sus toldos al Cacique Mariano Rosas en Leuvucó el año 1870, también es objeto del ceremonial de bienvenida, el agasajo con comida y luego del parlamento la asignación de un lugar para armar su carpa para descansar. Incluso más cuando Mansilla se despide para volver a los cuarteles Mariano le regala su poncho pampa en señal de amistad.
Estos son dos ejemplos de hospitalidad, sin el carácter de industria. Pero de allí vienen estos gestos que priman y son conservados como normas y costumbres de buena vecindad por los pampeanos. De los aborígenes viene también la organización territorial que hemos heredado. Nuestros caminos actuales siguen las antiguas rastrilladas en muchos casos y su costumbre de vivir en toldos separados y no juntos en un mismo lugar, ha dado origen a que en La Pampa tengamos casi 80 comunidades, muchas de ellas con muy pocos habitantes, pero que conservan su autonomía.

Si nos remontamos a nuestros inicios en la época del Territorio Nacional de La Pampa Central, podemos encontrar algunos antecedentes de la hospitalidad de los pampeanos, que a lo largo de las décadas se iría convirtiendo en una de las características del ser humano que somos colectivamente.
Después cuando el criollo de otras provincias llega a este Territorio, viene con sus costumbres y sus tradiciones y posteriormente los inmigrantes de distintas nacionalidades vendrán a sumar las suyas que se irán mezclando con las nuestras. De esa mixtura, de esos usos y costumbres, se conformará este estilo de hospitalidad que tenemos los pampeanos. Que siempre que vamos a recibir visitas nos preparamos para brindar lo mejor que tenemos, de ofrecer lo más lindo que conocemos y de tratar de ser amables ya sea con los parientes, con amigos o con gente que nos visita y no conocemos. 

De estas muestras de amor y de afecto a los extraños estamos nutridos también por los primeros maestros que llegaron de distintas provincias. Es bueno saber que muchos de los maestros y maestras que llegaron a las escuelas que se fundaron en este Territorio entre 1885 y 1915 son riojanos, cordobeses, de la pampa bonaerense y la mayoría  de San Luis. Indudablemente que nosotros tenemos una gran influencia de la cultura bonaerense. Y los maestros son los que van a formar a los niños y jóvenes en las normas de urbanidad, son los que van a inculcar el amor a la Patria, a nuestras tradiciones y a cultivar los valores humanos de la solidaridad, la amistad, la bondad, el afecto y el cariño hacia las “cosas nuestras”.

El ferrocarril además traerá desde el sur bonaerense, desde el puerto de Bahía Blanca o desde el puerto de Buenos Aires, otras personas que demandarán hospitalidad, es decir alojamiento, hospedaje, comida y bebidas. Los agrimensores, los médicos, los viajantes de comercio, los dueños de las grandes estancias de las primeras décadas del siglo XX serán otros demandantes de hospitalidad.




La fotografía muestra a alumnos y profesores de la Schola y la Rectora del Complejo Educativo Liceo Informático, en el local de la Ciudad Judicial de Santa Rosa, donde se encuentra la sede del centro de capacitación
 
Hay que pensar que en Europa la hospitalidad tiene varios siglos, en tanto que en nuestro país recién estamos por cumplir dos siglos de gobierno independiente el año 2016 y que en nuestra provincia de La Pampa tan solo tenemos 60 años de gobierno propio.
¿Qué características debería tener hoy la industria de la hospitalidad en nuestra provincia?
Primero digamos algo respecto a la industria. Estamos en presencia de una industria cuando se realizan procesos y actividades para transformar materias primas en productos terminados, ya sean elaborados o semielaborados. Agreguemos que los procesos y actividades son realizados por personas con conocimientos y experiencia para realizarlos. 

Dicho esto, me atrevo a enunciar algunos rasgos, pocos pero que me parecen esenciales y a los cuales ustedes podrán agregar otros.
1º.-) si nuestra naturaleza es distinta a la de las provincias que nos rodean, si no  disponemos casi de ríos, ni lagos,  ni montañas o bosques exuberantes, tenemos el desafío de conocer a fondo lo que conforma nuestra economía, nuestra geografía, nuestra historia lugareña y la literatura que la acompaña para poder ofrecerla a quienes nos visitan con toda la belleza de nuestra diversidad pero con un agregado cultural.

2º.-) si tenemos un extenso territorio en el que existen enclaves productivos de alimentos y bebidas es necesario conocerlos para armar una mesa con nuestros productos regionales: si hay carnes, lácteos, vinos, hortalizas, condimentos y otros elementos debemos ofrecerlos de la mejor manera al visitante ¿Por qué si producimos vinos en los agasajos pocas veces aparecen esos productos? ¿Porque si tenemos una disputa por las aguas del rio Atuel con Mendoza seguimos consumiendo sus vinos y despreciamos o ignoramos el nuestro?

4º.-) Creo que todo esto se puede hacer cuando cada uno de ustedes, los empresarios y los organismos del Estado, sea a nivel municipal, o a nivel provincial realicemos el esfuerzo de trabajar mancomunadamente, solidariamente, asociativamente. El individualismo ha dado muy pocos frutos en nuestra provincia, el exceso de egoísmos, el “sálvese quien pueda” es una filosofía de escasos resultados.
5º.-) si en La Pampa somos pocos, debemos destacarnos por las cualidades de sus habitantes y en este aspecto tiene fundamental importancia la educación de calidad, la formación apropiada y la capacitación constante.

6º.-) Por último hay que transmitir a nuestros invitados, a nuestros visitantes, en fin a nuestros turistas no sólo las reglas de cortesía y de urbanidad, que obviamente son necesarias de respetar, sino de hacerlos vibrar con nuestro entusiasmo por compartir con ellos el producto de la pampeanidad, ese sello propio de nuestra identidad. 

Y para eso no se necesita más tecnología que la que tenemos disponible, ni más inversiones en capital físico, me estoy refiriendo que cada uno debe amar profundamente lo que hace. Cualquiera sea su oficio, empleo, cargo, responsabilidad en la cadena de la hospitalidad pampeana. Yo trabajé en mi juventud tres años en la función de mozo en el Club Social de mi pueblo. Trabajé al lado de mi abuelo y aprendí desde como limpiar un piso, un sanitario, hasta como llevar una bandeja, como preparar un excelente café hasta hacer sándwich, pero todo con la mayor responsabilidad, una palabra que se debe reivindicar. Porque si de algo andamos escaso es de responsabilidad personal y comunitaria.

O sea y para concluir, nadie ama lo que no conoce y para conocer hay que valorar primero lo nuestro, no porque sea mejor, sino porque es nuestro. Conozcamos primero nuestra ciudad, nuestro pueblo, desde sus orígenes hasta la actualidad, después hagamos lo mismo con la zona, con las regiones y luego con el plano provincial y regional.
Yo no sé si el casino o el autódromo que atraen mucho público de la región e incluso extra provincial están haciendo algo al respecto. Pero sí sé que si no lo hacen ustedes que son los que se han preparado y continúan preparándose, nadie lo hará.

Felicito a quienes se reciben este año y a las autoridades actuales de lo que fue en sus inicios hace diez años Ciudad Educativa y que hoy forma parte del conglomerado del Liceo Informático.  

NOTAS: Palabras del ex Profesor de Ciudad Educativa CPN Luis Ernesto Roldán al celebrarse los 10 Años en el local de la Schola
Foto: Periódico Región - Santa Rosa (La Pampa)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails