martes, 24 de marzo de 2015

OSCAR ANTONIO DI DIO desaparecido


Oscar Antonio Di Dio nació el 26 de marzo del año 1951 en el pueblo de Victorica, en la provincia de La Pampa.

Era hijo de don Nicola Di Dio y doña Juana Cazanave y fue el menor de tres hermanos varones. Juan Carlos el mayor y Ricardo el del medio.

En esta fotografía, el está apoyando su mano en el hombro de su amigo Alfredito Gesualdi, el amigo del barrio, quien muchos años después escribiría una canción en la que sin mencionar su nombre lo recuerda como "el amigo que ya no está".

Después de terminar la escuela primaria, Oscar, a quienes sus amigos habían apodado "Pollito", asistió a la Escuela Provincial de Comercio "Félix Romero" de Victorica.
Como era muy locuaz, aquí se lo observa dirigiendo la palabra en el acto de despedida junto a algunos de sus compañeros de curso.

El año 1968 egresó de la escuela mencionada con el título de Perito Mercantil. Había elegido estudiar Abogacía y por eso se marchó a Buenos Aires para comenzar sus estudios.
El año 1973, ya instalado en el gobierno nacional Cámpora-Solano Lima y en el orden provincial Regazzoli-Marín, hace gestiones para ingresar a la sucursal que ese año inauguró el Banco de La Pampa, en el inmueble que ocupaba la "Casa de La Pampa"

Estudia mientras trabaja en el Banco mencionado, pero cuando viene el golpe del 24 de marzo de 1976, el era delegado sindical y pide traslado a La Pampa. Se desempeña en Winifreda, la sucursal más cercana a Victorica en ese momento.

Tiempo después deja el Banco y se vuelve a Buenos Aires a intentar retomar sus estudios. Consigue trabajo en una empresa privada. Vivía en una Pensión en la zona del Once, mientras la Junta Militar del "Proceso de Reorganización Nacional", está realizando operativos de detención y desaparición de personas, el trabajaba en una empresa de cerramientos de aluminio.

El 22 de febrero del año 1977 había salido de su trabajo y se encontró con un amigo en un bar situado en las esquinas de Corrientes y Pueyrredón. Le dijo que no tenía mucho tiempo porque iba a cenar con su madre que había llegado de visita y lo esperaba en casa de un familiar.

Según contó su hermano Ricardo a la prensa, Oscar fue hasta la pensión y cerca de las 21 horas salió para tomar un colectivo rumbo al encuentro con su madre. Doña Juana lo quedó esperando en la casa de su tía Josefina, porque el "Pollito" nunca llegó. Aquel fue el último día que se lo vio con vida.

Lamentablemente hasta hoy la búsqueda que realizaron sus familiares fueron infructuosas. Su hermano Ricardo fue quien más trámites hizo. Así recordaba en una entrevista periodística su actividad en Buenos Aires cuando acudió al llamado de su madre: "me empecé a mover para todos lados, a averiguar los trámites, me conecté con amigos de Oscar y que eran unos pocos los que me asesoraban adónde tenía que ir, las presentaciones que hice, el recurso de habeas corpus en el Juzgado"

Y así le expresó al periodista corresponsal del diario La Arena en Victorica: "Pero todas las respuestas eran las mismas, todas eran negativas. No figuraba como detenido. Los únicos datos que pude obtener y todo lo demás fue hace muy poquito: que estubo, precisamente, detenido en Campo de Mayo, y ahí lo mataron; así que no es nada difícil que esté enterrado, como dicen que hay tantos cadáveres, ahi en Campo de Mayo."

Su madre doña Juana falleció un 3 de diciembre del año 2000, con 93 años, sin haber tenido la satisfacción de conocer donde estaba su hijo. Su hermano Ricardo, también falleció el sábado 26 de enero del año 2013, ambos en Victorica.

Antes de morir Ricardo Di Dio en el último homenaje que participó en el lugar donde está colocada una placa a la memoria de su hermano desaparecido, en la entrada de Victorica, expresó esta denuncia: "Hoy me animo a decirlo porque antes no tenía la certeza, mi hermano es el único desaparecido de Victorica a manos del único represor de esta localidad que tiene nombre y apellido y que todos lo conocemos como "Perico" Vergez".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails