domingo, 8 de septiembre de 2013

ALFABETIZACION Y EDUCACION

En el noroeste del Territorio Nacional de La Pampa, el primer pueblo que se fundó fue Victorica, un 12 de febrero del año 1882 y a partir de ese momento se comenzó el proceso de alfabetización, no sólo de los niños, sino aún de los jóvenes y también de algunos adultos, dado que el analfabetismo tenía tasas altas en Argentina.

Es que junto con las tropas del Ejército vinieron también familias, las propias de los soldados y las de los colonos, más las de los proveedores de las mismas. En un primer momento ofició de maestro un oficial, hasta que llegaron los primeros maestros civiles que establecieron una escuela particular.

Hay que recordar, que la Ley Nacional de Educación Común Nº 1420, se sancionó por el Congreso Nacional recién el año 1884, por lo cual será recién a partir de 1885 en adelante que comenzará la organización de la misma en el Territorio Nacional de la Gobernación de La Pampa Central, que tenía su capital en General Acha, la segunda población fundada también por tropas del Ejército.

La primera foto arriba izquierda se ve a niños sacando agua en la escuela de Emilio Mitre. En la segunda se ve a niños y niñas sentadas en bancos en el aula de la escuela de Telen. En la foto de abajo izquierda se ve al maestro Laureano González con alumnos en una clase al aire libre y en la de al lado al maestro Félix Romero en la escuela de Loventuel observando una clase práctica de cestería y fabricación de escobas

Al principio rigió la división de sexos para la alfabetización. Es por eso que en las poblaciones donde había suficiente matrícula y cuando era posible conseguir maestros diplomados, se abrieron dos escuelas una para varones y otra para niñas.

Pero en los pequeños pueblos, o directamente en los parajes o en las zonas donde se comenzó con la agricultura, donde la matrícula era escasa, porque el analfabetismo de los padres y sobre todo la distancia desde donde estaban viviendo en la zona rural donde trabajaban, hasta el lugar donde estaba el edificio escolar era larga y a veces no tenían medios en que mandarlos.

Es por eso que en aquellas primeras escuelas de fines del siglo XIX y principios del siglo XX, se solía recurrir a dos medios, uno era que el dueño de la Estancia, que tenía que alfabetizar llevara una maestra al campo donde destinaba un lugar para que viviera y se dictaran las clases de las que participaban los niños del propietario, del capataz y de los peones. El otro mecanismo es que desde los campos vecinos se llevaba en sulky o se los mandaba a caballo a estas escuelas. Pero asimismo para facilitar los procesos de alfabetización y evitar las faltas, por las inclemencias del tiempo, o por falta de medios tracción a sangre, se recurría a dejar internados sobre todo a niñas en casas de familia o de entidades.
Esta fotografía muestra al maestro Félix Romero, con sus alumnos de segundo grado de la Escuela de Varones, después Nº 7 cuyo grado funcionaba en una dependencia de la Iglesia Nuestra Señora de la Merced.

En Victorica por ejemplo, los internados recién aparecieron el año 1922 con el comienzo de las clases del Colegio San Juan Bosco y en 1923 con el comienzo de las actividades escolares de la congregación de María Auxiliadora.

No era fácil conseguir maestros diplomados, como era la intención del Inspector Raúl Basilio Díaz. Por eso después de intentar conseguirlos para los Territorios Nacionales, en muchos de cuyos lugares todavía ni siquiera había llegado el ferrocarril, las maestras mujeres no aceptaban esos destinos que ofrecía el Consejo Nacional de Educación.

Por eso fue que se debió abrir las puertas y flexibilizar las normas, para que personas con condiciones y aptitudes para ejercer la docencia pudiesen hacerlo guiados por otro maestro diplomado y supervisados periódicamente por los Inspectores. En La Pampa recién el año 1909 abrirá sus puertas la Escuela Normal de Santa Rosa con la finalidad de formar maestros para los Territorios Nacionales precisamente.

Así por ejemplo el primer maestro que aparece designado por el Consejo Nacional de Educación es el ciudadano de nacionalidad francés don Miguel De Fougéres. Que lo hizo primeramente en la escuela de varones de Victorica y que luego a partir de 1903 fue designado en la escuela de Telén, recientemente fundada en el pueblo creado por Alfonso Capdeville.

Es De Fougéres quien le solicita al Inspector Díaz que acepte la designación del joven Félix Romero como maestro ayudante, dado las condiciones que el ha notado en su exalumno y efectivamente no se equivocó, porque Félix Romero fue un gran maestro, aunque nunca tuvo un diploma.

Más allá de Telén a partir del 1900 se había creado la Colonia Emilio Mitre, donde se había asignado tierras a las familias descendientes de indígenas, que desde La Blanca (alrededores de Luan Toro) y de otros lugares fueron concentrados allí.

Por ejemplo conseguir la asistencia a clases de los niños en edad escolar no era nada fácil para el maestro Lorenzo Jarrín, por la ignorancia de las leyes de los padres analfabetos y porque las familias no se querían desprender de ellos porque ayudaban en el trabajo de la casa, cuidando las cabras, trayendo leña o buscando agua, cuando no llevando a pastar los caballos los varones.

Después de Victorica comienzan a fundarse muy cerca otras poblaciones. La primera fue Telen a tan solo 10 kilómetros. El año 1904 se funda hacia en este en la zona de chacras Loventuel y a 35 kilómetros de Victorica se fundará el año 1908, cuando el ferrocarril comienza a recorrer las vías desde Buenos Aires hasta Telén, se creará Luan Toro.

Esto hizo que varios maestros que estaban trabajando en Victorica tomasen la decisión de presentarse como maestros y a cargo de la Dirección en las nuevas localidades. Así ocurrió que De Fougéres se fuese a la colonia Telén donde había muchos franceses. Que Félix Romero se fuese a la escuela de las chacras de Loventuel donde había muchos descendientes de aborígenes y de antiguas familias de soldados expedicionarios. Y que posteriormente hiciese lo mismo el maestro puntano don Laureano González que dejó Victorica y se hizo cargo de la escuela de Luan Toro.

FUENTES UTILIZADAS
1.- Fototeca Bernardo Graff del Archivo Histórico Provincial "Fernando Araoz"
2.- Valla, Celso: "El Apóstol del Oeste" 1972
3.- Roldán, Luis Ernesto: "Historias de Vida" Santa Rosa (La Pampa) 1999

1 comentario:

  1. estaria bueno que expliques por que llega el ejercito a esas tierras. el titulo me hace pensar que quizas las civilizaciones que habitaban el territorio eran analfabetas y por el contrario creo que eran culturas muy sabias que fueron reducidas a los caprichos de unos pocos. me parece que la identidad de esas tierras son otras. esas tierras deben ser devueltas a quienes las habitaron por mas de 10000 años antes que el blanco y sus religiones.

    ResponderEliminar

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails