martes, 8 de enero de 2013

IGLESIA CON HISTORIA




En el interior de la Iglesia de la localidad pampeana de Tomás Manuel de Anchorena, existe un gran cuadro del prócer de la Independencia declarada en Tucumán el año 1816. Este Tomás Manuel de Anchorena, después de la Batalla de Cepeda, fue ministro de Relaciones Exteriores del primer gobierno de don Juan Manuel de Rosas.

También existe un busto en bronce de un miembro de la familia Anchorena, no teniéndose certeza si se trata de Tomás Manuel de Anchorena o de Joaquín de Anchorena, dado que en alguna documentación el nombre de éste aparece también relacionado con la fundación del pueblo.

Descendientes de la familia Anchorena, se hicieron de tierras en el momento en que se puso en circulación títulos emitidos por el Estado Nacional para financiar la denominada “Campaña al desierto”, llevada a cabo por el presidente Nicolás Avellaneda y su Ministro de Guerra el General Julio Argentino Roca.

En parte de esas tierras situadas en el Territorio Nacional de La Pampa Central, muy cerca del meridiano V que nos separa de la provincia de Buenos Aires, que comenzó a poblarse una vez que el aborigen fue despojado y desalojado de las mismas, el año en que Argentina festejó el Primer Centenario de la gesta del 25 de Mayo, se colocó la piedra fundacional de la nueva población, la que se enterró en los terrenos del ferrocarril que venía desde Rivera (Provincia de Buenos Aires), un 14 de abril del año 1910, en plena euforia por los próximos festejos en la Capital Federal.



Según el RPS Ángel Buodo, el señor Tomás Manuel de Anchorena, habría decidido construir dentro de su campo una iglesia para que los colonos, la mayoría de los cuales procedían de la provincia de Santa Fé, pudiesen satisfacer sus necesidades espirituales y religiosas.
Al producirse su fallecimiento el año 1918 es su esposa, doña Mercedes Riglos de Anchorena, quien decide, en homenaje a su esposo embellecer  la Iglesia dotándola de muebles e imágenes y demás instalaciones accesorias.


La Iglesia había sido ofrendada a la Virgen de la Merced, nombre de la madre del fundador y en su origen estaba continua a un Hospital para el cuidado de la salud de los colonos y de los primeros pobladores de menores recursos del pueblo que lleva el nombre de Tomás de Anchorena.

 El 18 de abril del año 1918 fue bautizada en el acto de inauguración por el RPS Juan Farinati, en presencia de los hijos de Tomás Manuel de Anchorena. El primer Capellán fue el RPS Francisco Cid, quien se desempeñó hasta el año 1932, a partir del cual quedó prácticamente cerrada por un largo periodo.

Algunos vecinos antiguos de la localidad todavía suelen recordar que entre esos muebles, instalaciones e imágenes existía un hermoso retablo del conjunto original que hiciera instalar doña Mercedes Riglos, la viuda de Anchorena, pero que en una época no precisa se habría trasladado a la Iglesia de Villa Maza en la Provincia de Buenos Aires, que se halla ubicada a pocos kilómetros de allí.


              Vista actual del frente de la Iglesia, tomada desde la plaza. Fotografía del autor.




La primera vez que la visité fue una noche del año 1987, cuando las inundaciones de la provincia de Buenos Aires y varias poblaciones del este pampeano, habían hecho subir las napas freáticas. Sus paredes tenían humedad en todo su alrededor superando el metro de altura. Tenía en ese momento escasa iluminación y el olor a humedad impregnaba todo el ambiente, por lo que no pude apreciar la belleza de las instalaciones interiores.

Fue declarada Monumento Histórico Provincial el 16 de septiembre de 1998 según consta en el decreto Nº 1244 del Poder Ejecutivo de la provincia de La Pampa, durante el gobierno del Dr. Ruben Hugo Marín.





Pese a hallarse en propiedad privada, la iglesia siempre estuvo al servicio de la comunidad, que actualmente continúa participando en ella. Debido al alarmante estado de deterioro en que se encontraba el edificio y el consiguiente riesgo para los bienes muebles que allí existían, se  conformó, al respecto, una Asociación Pro Recuperación Nuestra Señora de la Merced en la localidad de Tomás Manuel de Anchorena, la que  solicitó hacia mediados del año 2005 un subsidio a la Subsecretaría de Cultura de La Pampa para iniciar los arreglos.

La restauración se produjo en su exterior e interior hace algunos años, lo que ha permitido recuperar para el patrimonio arquitectónico de La Pampa este hermoso edificio de estilo neogótico, único en nuestra provincia por el diseño arquitectónico y por la elevada concepción artística.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails