miércoles, 6 de octubre de 2010

LA EPOPEYA DE LA ALFALFA

MAXIMO GARCIA agricultor exitoso (Nota III)



Don Máximo García, convertido ya en productor agropecuario pampeano, se había volcado a la alfalfa con bastante éxito, decide enviar su semilla para competir en la Exposición de Agricultura del Centenario de Argentina en 1910.
Era conocedor de la calidad que había alcanzado en su cultivo, dado que anteriormente ya había obtenido el premio del año 1909, en el Concurso organizado por el Ministerio de Agricultura de la Nación.




Digamos que la agricultura, en este caso especial de la alfalfa que estoy considerando, siempre fue dependiente de la ganadería. El esquema de la división internacional del trabajo en el que había sido insertada la economía de la Argentina, gobernada por la “Generación del Ochenta”, determinaba que nuestro país fuese productor de alimentos y materias primas para Europa, de donde venían de regreso los productos industrializados. Lanas, cueros, cereales y carnes fueron los productos principales que llenaron las bodegas de los barcos, rumbo fundamentalmente a Inglaterra, la potencia de ese momento.


Los gustos y la exigencia del paladar de los consumidores de ultramar, sumado a las políticas de nuestros compradores, llevaron a los criadores de vacunos a cambiar la cría y engorde de animales en forma extensiva y con pastos naturales de escasa calidad, a realizar inversiones para el apotreramiento de los campos y la siembra de cientos de miles de hectáreas de alfalfa para su alimentación.



Don Máximo García, un ciudadano español, que había trabajado en campos de Benito Juarez de la Provincia de Buenos Aires, adquirió nuevas tierras al sur de Victorica, probablemente con ahorros derivados de la producción y venta de la lana, que obtuvo de “La Porteña”, su primera propiedad adquirida alrededor del año 1888, al sur de San Luis, lindando con La Pampa.


A este nuevo predio, comprado el año 1898, le había impuesto el nombre de “Carro Quemado”. "Liu Carreta” o “Carreta blanca”, según la tradición, es por la quema de un convoy de la columna del General Aldao, que bajó desde Mendoza en su expedición contra los Rankeles en 1835.
Era la zona de las lagunas y las vertientes o lloraderos, con campos vírgenes, en los que don Máximo García, para diversificar su explotación y no ser ovino dependiente, comienza a sembrar praderas artificiales para aumentar la producción de carne vacuna, de creciente demanda internacional.


Sus hijos Salustiano Balbino García y Vicente Pascual García, formaron parte de la empresa agropecuaria familiar que se expande, hacia el sur del paraje “El Durazno”. Desde muy jóvenes, además de los caballos, mulas y los bueyes tienen que aprender también a manejar la máquina a vapor y las herramientas tracción a sangre para hacer un buen laboreo y lograr una buena cosecha.
En la época de la trilla trabajaban algunos peones y también algún vecino que ayudaba en las labores a la espera de turno para cosechar su cuadro.


Ese año la familia García-López participa de la fiesta de casamiento de dos de sus hijos. En el mes de abril de 1910 contraen matrimonio Vicente Pascual García con Victoria Rosalía Maldez y el mismo día 2 del mes y año citado lo hacen también su hija menor Francisca Mariana García con Justo Ceferino Huarte. Los casamientos se realizan en Victorica, coincidentemente con el de Pedro Nicomedes Gómez-Peredo y Enriqueta Luna-Huarte.



En la estación del Ferrocarril del Oeste de Victorica, don Máximo García despacha a Buenos Aires con destino a la Bolsa de Cereales y de la Sociedad Rural, las muestras de semillas de alfalfa que ha seleccionado para participar del concurso del Centenario.
Su ojo no falló, dado que obtiene dos premios importantes con la semilla de alfalfa remitida. El mayor galardón se lo asigna la Bolsa de Cereales, entidad que le acuerda la Medalla de Oro. En tanto que la Sociedad Rural lo distingue con Medalla de Plata, dos premios que sin dudas habrán impactado no sólo en el entorno familiar, sino también en el ámbito de los productores agropecuarios y de las autoridades del Territorio de La Pampa.



Por otro lado, para las finanzas familiares, la venta de la semilla altamente calificada habrá reportado buenos ingresos, con parte de los cuales remodeló la casa habitación situada en la esquina de la plaza de Victorica, frente a la Iglesia.
Sus éxitos continuaron con la calidad obtenida en la semilla de alfalfa y por las lluvias oportunas que la acompañaron algunos años más. Eso le permitió a don Máximo García lograr otro premio Internacional el año 1911 en Italia, donde envió las muestras para participar del Concurso de la Exposición Internacional de la Industria y del Trabajo en Torino, la que le otorgó Medalla de Oro, dándole una nueva satisfacción a tanto esfuerzo y dedicación.



BIBLIOGRAFIA UTILIZADA
1.- Defougeres, Miguel “Guía de la Pampa Central” editada el año 1906
2.- Wenceslao Jaime Molins, “La Pampa” libro editado el año 1919
3.- Colombato, Julio A., “Trillar era una fiesta” Tomo I “La quimera del trigo” paginas 49 a 121, editado por el Instituto de Historia Regional de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de La Pampa, Santa Rosa agosto de 1995.
4.- Ana María Lassalle-Andrea Lluch “Arando en el desierto. Itinerario fotográfico de la colonización de Telén. Pampa Central, 1900-1914”, Facultad de Ciencias Humanas, Universidad Nacional de La Pampa, Santa Rosa, mayo de 20001.
5.- Héctor Walter Cazenave, “Campo pampeano. Orígenes y desarrollo de la agricultura, 1880-1915, editado por la Asociación Agrícola Ganadera de La Pampa, Santa Rosa, septiembre de 2006
6.- Roldán, Luis Ernesto, “Historias de Vida” editado en Santa Rosa (La Pampa) año 1999.
7.- Newton, Jorge “Historia de la Sociedad Rural Argentina”, Editorial y Librería Goncourt, Buenos Aires junio de 1966
OTRAS FUENTES CONSULTADAS
Blog “Aires de Nostalgia” de Sara I. García
Correspondencia particular de Ruben Gómez Luna

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Mientras algunos desde alguno de los fabulosos Salones de fiestas en buenos aires avisan que van a sacar de un saque a todo un sector de la población sus justas ganancias, otros se levantan a las 5 am para caminar sobre el escarchado y no parar hasta bien entrada la noche..
    Algo está mal... creo yo, no??

    ResponderEliminar

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails