jueves, 19 de marzo de 2009

VICTORICA DE ANTAÑO IV

Visto con ojos de recién llegado

El pasado viernes 13 de marzo de 2009 quedó inaugurada en el Museo Provincial de Artes de Santa Rosa, la muestra Homenaje al Ingeniero Agrónomo Juan Carlos Lassalle, quien estuvo muy vinculado a Victorica en la década del 50.

“Llegado a La Pampa en 1951 para fundar y dirigir la Escuela Agrícola de Victorica permaneció en nuestra provincia a lo largo de 30 años, desempeñando diversas tareas para el Ministerio de Agricultura. Perteneció al grupo fundador de la Universidad Nacional de La Pampa…”
Encuentro de un Grupo de Escritores Pampeanos a fines de la década del cincuenta. Entre ellos se encuentra Ana María Lassalle, Ricardo Nervi, Bustriazo Ortíz, Guillermo Mareque, Guillermo Gazzia, Walter Racca, Rosa Blanca de Morán y otros.

Su hija Ana María recuerda “llegué a Victorica en 1951, pocos días antes de cumplir dieciséis años, … Fue en el mes de noviembre y el bosque y los médanos cubiertos de olivillo me saludaron cuando me asomé a la ventanilla del tren.”

Su padre escribe en sus memorias, próximas a editarse: “Me interesó mucho el viaje hasta la Escuela, unos ocho kilómetros pasando entre las chacras, si así podían llamarse las pequeñas propiedades orillando al pueblo, después de cruzar el médano a la salida, salpicadas de arbustos ramoneados por algunas escuálidas ovejas. Después, en el último cruce de calles, el esquinero de la “luz mala” y ya se divisaban los importantes edificios con sus vistosas tejas rojas.”

“Me quedé unos días solo, gozando del bosque con sus ruidos entre el silencio: los graznidos de las chuñas, el aúllo de algún zorro perdido, el quejido de las ramas, el viento con su silbido. Lezaeta, el Inspector que más adelante vino a ayudarme decía: “Aquí se oye el silencio.”
La casa del Director de la Escuela Agrícola, rodeada de caldenes, donde Juan Carlos Lassalle y su hija Ana María pasaron sus primeros años en La Pampa entre 1951-1955. Foto Lázaro Pérez.

“Dicen que el General Pistarini, el famoso Ministro de Obras Públicas, constructor del Plan de las Mil Escuelas, inventado por Ivanisevich su colega de Educación, había ordenado que se respetasen los caldenes y la vegetación natural diciendo: “Al que corte un árbol, aunque sea un arbusto, lo echo.”

Retomando los recuerdos de Ana María: “Mi madre vivía en Buenos Aires –no tenía la menor intención de acompañar a mi padre en Victorica- y mis principales contactos eran los elementos de la naturaleza.”

Hace ya tiempo que Ana María Lassalle ha reconocido publicamente el hechizo que le produjo ese primer contacto con el bosque de caldén pampeano, seguramente que ese embrujo se produjo allí en la Escuela Agrícola, de cuyo paisaje quedó prendada para siempre.

Ana María Lassalle es una de las escritoras pampeanas más destacadas y por su obra poética y su destacada trayectoria en el campo de la cultura, ha sido distinguida en varias oportunidades a nivel provincial.

Notas del editor:
1) ¿Dónde estaba el esquinero de la luz mala?
2) Esta recomendación de Pistarini ¿habrá incidido para que se salvasen del hacha los “padres del monte”?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails