miércoles, 13 de agosto de 2008

¿DESPENALIZAR EL CONSUMO DE DROGAS?

El actual ministro de Justicia de la Nación Aníbal Fernández viene llevando adelante la idea de despenalizar la tenencia de droga para el consumo propio, con el argumento que hay que dejar de penalizar a “los perejiles” y dedicar el esfuerzo a combatir a los narcotraficantes. No es una idea descartable desde el inicio, sino que debería ser el disparador para una gran discusión nacional sobre el tema.

Porque el mismo ministro se ha enfrentado a otros funcionarios nacionales, como el Secretario del Sedronar Ramón Granero, que opinan que legalizar esta etapa del consumo significaría legalizar prácticamente la cadena de comercialización, por lo que el remedio sería peor que la enfermedad.

Fernández dice que estamos “híper lejos de ser un país consumidor”, que solamente somos un país de paso, con bajo consumo.


Muchos abogados penalistas enrolados en la corriente denominada “garantistas” están de acuerdo con las ideas que está impulsando el gobierno a través del Ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, que presentó una ponencia en la Asamblea de la ONU hace poco tiempo.

Como se ve este no es un problema exclusivamente de la Argentina, sino que se trata de la globalización de un tema altamente sensible, muy complejo y que amerita tener en cuenta todas las opiniones y no desmerecer ninguna, tildando a quienes no comparten las ideas de Fernández de “trogloditas”.


Es un tema especialmente sensible porque aquí se mezclan enfermos, porque los adictos son justamente eso. Personas que padecen una enfermedad, la cual va más allá de sus deseos personales y de la familia que los trata de contener, es decir debe ser la sociedad toda y el Estado fundamentalmente el que debe definir una política de largo plazo con metas a alcanzar y evaluación periódica de resultados.

Porque la verdad sea dicha todas las campañas de prevención, toda la educación y la formulación de políticas de represión al último eslabón de la cadena, han dado escasos resultados positivos.


Siempre he creído que para este tema, como el del tránsito y similares se debe trabajar en paralelo en los dos andariveles concomitantemente, por un lado con la educación, y por otro lado con la sanción fuertemente punitiva a quienes violen las leyes vigentes.

Es complejo porque se trata de un tráfico internacional, dentro del cual se manejan gran cantidad de recursos por los ilegales, que se dedican a producirla, transportarla y comercializarla. Incluso el narcotráfico se cruza a veces con el tráfico ilegal de armas, con la guerrilla y con otras lacras de la violencia y el delito.


Por lo cual obviamente hay que tener acuerdos internacionales para operar con un rumbo, tener recursos para los controles y un esquema de normas jurídicas que justamente no inviertan el peso de la sanción, para no terminar condenando los efectos y no persiguiendo la desarticulación de las causas que alimentan este comercio e industria infames.


Pero también hay que tener en cuenta la experiencia internacional de algunos países que dieron el paso que ahora pareciera intentaría dar el gobierno nacional, y que han debido volver sobre sus pasos porque se vieron abrumados por las consecuencias del incremento de los consumidores y los perjuicios para la salud publica.

Si no tenemos una fuerte política de coordinación de todos los aspectos involucrados, para que desde la educación, la salud, la justicia, la economía y sobre todo la política, se actúe en un mismo sentido, corremos el riesgo de dar vueltas sin resultados positivos, sobre un tema donde se mezcla mucha corrupción, ilícitos e intereses espurios de pocos, que lucran con la enfermedad de muchos.


Es saludable que se ponga sobre el tapete el modelo de control y el sistema jurídico argentino sobre la tenencia y el consumo de drogas, pero no debe hacérselo sin tener en cuenta el verdadero drama social que se ha incrementado desde hace más de dos décadas a esta parte.
Los centros de rehabilitación son escasos y no alcanzan más que algún éxito parcial. Lamentablemente la Argentina es un país donde los recursos públicos están mal distribuidos. Siempre hay escasez de fondos para educación, para deportes, para salud, para cultura.


También somos un país de bajo grado de acatamiento a las leyes. Somos adictos al viejo adagio “hecha la ley, hecha la trampa”. Además somos exitistas, generalmente los políticos quieren resultados en el corto plazo para exhibirlos como éxitos políticos en la futura elección, pero los cambios culturales, la educación y los cambios actitudinales se consiguen en el largo plazo.


Por eso, este tema a lo mejor puede ser que funcione en otros países, con culturas diferentes. Pero no estoy seguro que pueda funcionar en el nuestro donde la sociedad es muy permisiva y donde los gobiernos no controlan el funcionamiento de las leyes ni penalizan fuertemente a quienes delinquen.

Además la puerta de entrada a las drogas es el alcoholismo y el tabaquismo. Curiosamente dos productos que no tienen problemas económicos para financiar costosas campañas de marketing para difundir el consumo entre los adolescentes.

Por otro lado, la Argentina tampoco se caracteriza por ser un país que aplique algún sistema de democracia directa para consultar sobre los grandes temas que generan diferencias no sólo políticas, sino también religiosas, económicas y sociales.


Hasta ahora incluso hasta el Congreso Nacional y las Legislaturas o los Concejos Deliberantes, han dejado de ser la caja de resonancia de los grandes problemas de la sociedad. No hay debates que esclarezcan verdaderamente que se esconde detrás de cada una de las argumentaciones.

Por otro lado generalmente a quienes están preparados, tienen conocimientos y se han dedicado a investigar sobre estos temas no son consultados, o si lo son, sus opiniones o ideas no son tenidas en cuenta porque no son políticamente correctas, de acuerdo a la filosofía del corto plazo y del oportunismo político.


Hemos abierto una encuesta para que voten con respecto a éste tema. La misma se encuentra en la columna lateral derecha. Gracias por colaborar!
Links relacionados:
- Secretaría para la Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico htttp://www.sedronar.gov.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails