martes, 21 de abril de 2015

TOMÁS MASON Y SANTA ROSA DE TOAY



NOTICIAS ANTES DE LA FUNDACION
Las tierras donde se fundó Santa Rosa de Toay, actualmente Santa Rosa, capital de la provincia de La Pampa, eran parte de los dominios del Cacique Vicente Pincén, el indómito  ranquel que se desplazaba, según las épocas del año, con su familia y su gente, entre las lagunas cercanas a Trenque Lauquen, Malal (Winifreda) Toay,  los dominios de Nahuel Payun y Potrillo Oscuro y sus alrededores, donde además de agua dulce, había buenos bosques con leña y mejores pastos para la caballada.

El Coronel Remigio Gil, nacido en Tucumán, que participó de la Batalla de Pavón, en la que se enfrentaron las fuerzas de General Justo José de Urquiza y las de Bartolomé Mitre, participó también en la guerra de la Triple Alianza en la que Argentina, unida al Brasil y el Uruguay, enfrentaron a la República del Paraguay. En 1870 a las órdenes del General Joaquín Viejobueno, marchó contra las fuerzas de López Jordán. El año 1884 -un año después de recorrer su campo en el Territorio Nacional de la Patagonia, actual Provincia de La Pampa- participó de la Campaña al Chaco a las órdenes del General Victorica. 

Se hizo poseedor de una gran cantidad de hectáreas (sobrepasando las permitidas por ley), porque fue comprador de títulos de la ley nacional Nº 947, con cuyo empréstito, el Estado Nacional Argentino financió los gastos de la denominada “Conquista del Desierto”.

Este coronel Gil, que fue uno de los que participó en la denominada Revolución del Parque el año 1890 en Buenos Aires, estaba casado con Malvina Mason, hija de Tomás Mason y Rosa Fouston.
En una carta fechada en Santa Rosa de Toay, el 30 de marzo de 1914, dirigida al entonces gobernador del Territorio Nacional Pampa Central, Doctor Pedro O. Luro y firmada por el mismo Tomás Mason en uno de sus párrafos expresa:

“El suscripto en compañía del Señor general don Joaquín Viejobueno y el coronel Remigio Gil (mi hijo político) salimos de Buenos Aires para La Pampa en el año 1883, con el objeto de darnos cuenta de la clase de tierras, condiciones del clima, pastos, etc. De ahí que se resolvió fundar un establecimiento ganadero denominado La Malvina, siendo socios de la misma, los tres nombrados".

Recordemos que don Tomás había participado también de la Guerra de la "Triple Alianza" al comando de dos barcos de transporte como provedor del Ejército Nacional. "Por la línea paterna, los Mason tenían una larga tradición militar-marítima y comercial, que incidió para que Tomás ingresara como oficial en la empresa naviera fluvial “Ford Mason y Cìa”, fundada por su abuelo junto a Patricio Ford y Guillermo Lynch, donde alcanzó el grado de comandante. En esta etapa hizo cabotaje por los ríos Paraná y Paraguay llegando hasta Asunción, experiencia que le sirvió para actuar posteriormente en la Guerra contra el Paraguay abasteciendo con mercancías a las tropas argentinas".
Parte de la plaza  Mitre y el edificio de la Muncipalidad y la Comisaría de Santa Rosa de Toay

"El 8 de febrero de 1885, el suscripto pobló La Malvina en los lotes 11, 12, 19 y 20 de la letra D de la sección II, con cuarenta mil hectáreas de extensión o sean diez y seis leguas kilométricas, con cinco mil animales vacunos y veinte mil ovinos. Habían transcurrido dos años, corría el año 1887 cuando se trataba el recorrido de la línea del ferrocarril de la compañía Bahía Blanca y Noroeste, cuyos estudios partían de B. Blanca y llegaban hasta Villa Mercedes y Río Cuarto, pasando por los lotes 10 y 20 ya citados, paraje conocido por el Fortín Toay, …”

Dicho ferrocarril sería el primero que ingresó al entonces Territorio Nacional de la Pampa Central, teniendo en su proyecto original, como lo recuerda Mason, la idea de prolongar sus vías hasta alcanzar Villa Mercedes (San Luis) y de allí enfilar hacia Mendoza, atravesando la zona de Victorica, el primer pueblo fundado por la columna militar que bajó de esos cuarteles a principios de 1.882.

Más adelante Mason expresa: “Un día estando el suscripto en General Acha, el General Pico me abordó en los siguientes términos: -¿Porqué señor Mason no hace usted un pueblo estando a poco menos de mil metros del trazado del pueblo de Toay, en su campo de lote 12. Indudablemente me pareció imposible acceder a la petición del general Pico, pero contesté: - Ya veremos general deme tiempo para estudiar el asunto. Y habían transcurrido pocos meses, cuando le mandé al general Pico, el plano del nuevo pueblo, que con el nombre de Santa Rosa de Toay proyectaba.”

Y a renglón seguido Mason aclara: “Rosa era el nombre de mi finada esposa y fue su recuerdo lo que me indujo a esa denominación. Y el 22 de abril de 1892 en compañía de algunos vecinos de aquel tiempo se dio principio a la venta de lotes de este pueblo a precios bajísimos…”


Primero murió doña Rosa la esposa de Mason, luego Gil, posteriormente Don Tomás. Su hija Malvina siguió visitando casi todos los años la estancia "La Malvina" hasta mediados de la década de 1950

El año 1938 desde Ginebra (Suiza) el señor Juan Monnier, hijo de uno de los pioneros fundadores escribe una carta a los pobladores y autoridades de Santa Rosa, contando como fue su llegada a la estancia de Mason.

“Bueno hemos oído decir que un pueblo estaba decretado en Italo y otro en Toay. Entonces a mi madre le gustaba mas bien ir a Toay porque allí había montes, entonces hicimos nuestros preparativos para ir a Toay. Teníamos algunas vacas y caballos y fuimos para Toay con un carro de cuatro ruedas, era un viaje muy largo y al cabo de diez días crusamos la galera. Eran las mensajerías Vallet, en ese tiempo que hacían el viaje de Trenquelauquen-Toay y Victorica.  Toay era un almacen como hay en los campos, a cinco leguas de Santa-Rosa. El propietario era el Señor Joaquin Yoren y el fundador de Toay Señor Juan Brown.

Bueno, volvemos a nuestro viaje y a la galera; tres días antes de llegar al término de nuestro viaje la galera se para en el camino y un hombre muy avenido se baja y nos pregunta, adonde van ustedes? Para Toay y nos dice, en Toay no hay nada, pero es con migo que tienen que venir justamente, voy para Buenos Aires para arreglarme y empezaremos el pueblo de seguida que yo regrese. Ese hombre era el Señor Don Thomas Masson, nos dice, vayan ustedes en la Tranquera allí encontraran un hombre, es un Francés, diganlé que soy yo que los mando y sequedan con el hasta que yo regrese y hasta la vista".

Don Tomás Mason en su residencia de la calle 9 de julio, rodeado de planos y papeles en su estudio
"Tres días mas de viaje y llegamos a la Tranquera, era en el mes de octubre del año 1889 pusimos trece días de viaje de Trenquelauquen a Santa-Rosa. Bueno, ese Frances en la Tranquera era Don Leon Safontas, pero no quiso resibirnos en casa de el diciendo que notenia bastante lugar.

Entonces hisimos un rancho con sésperes a cuatro cuadras de la Tranquera; ustedes ven en el plano loque era la Tranquera. Mi padre empezó a arar y sembrar maíz, sapayos, sandias, melones, etc. Teníamos todo lo necesario con nosotros. El Señor Masson ocupaba mi padre muy a menudo en la Malvina y mi mamá también ella trabajaba de cocinera cuando la Familia del Señor Coronel Gill venia en vacaciones desde Buenos-Aires".

Más adelante Juan Monnier agrega en su extensa carta: “Les diré los nombres de los primeros Fundadores de Santa-Rosa grandes y chicos. Don Leon Safontas estaba primero que nosotros. Yo nosé de donde había venido pero el había trabajado en la Malvina antes de venir en la Tranquera el era un joven de 22 años bastante alto y soltero. Después nuestra Familia: Carlos Monnier, Rosa Monnier, Ida, Juan, Edgar, Ernestine y Rosita que tenía 8 meses. La Familia de Don Agusto Merel: Irma Merel, Augusto, Emma, France y Eugenio. Don Augusto Merel era Carpintero y el Señor Masson lo ocupaba muy amenudo en la Escancia de la Malvina".

Después Monnier relata  la presencia de algunos vecinos  a dos leguas alrededor y luego en el párrafo siguiente nos da noticias de otros pioneros. “Entonces al fin del año 1890 llegaron juntos cuatro Franceses y un Italiano: Señores Busquet, Marau, Lachenal, Cerin y Gisulfi. Cerin tenia familia y Gisulfi también. Entonces han edificado dos ranchos uno para Cerin y otro para Gisulfi".

Luego menciona la llegada del señor Gabriel Roux, que era conocido de su padre de Trenque Lauquen y seguidamente ya nos da noticias de los primeros meses de la fundación de la colonia Santa Rosa.

“Al fin del año 1892 mi padre hizo otro rancho en la calle Florida a una cuadra de la plaza donde hicieron hacer una casa de material. Forsosamente teníamos que hacer ranchos porque no había ladrillos. Al fin del año 1892 a 1893 venia mucha jente; les citaré algunos que me acuerdo empezare por el Señor Juan Schmidt que fue Juez de paz con la mamá y una hermana que fue mi maestra. El Señor Valerga que fue el primer Comisario. Señores Libis, Bordis, Dingirard, Oarris, Médici, Bernasconi, Delicias, Lier, Gamboa, Echeverri, Toschini y muchos otros que no me acuerdo muy bien, pero que medispensen si no escribo los nombres aquí.”

Edificio escolar, al frente alumnos y maestros (Escuela de Varones) con una banda de música
Don Tomás
El año 1886, don Tomás Mason fue designado por el Gobernador del Territorio Pampa Central, cuya capital estaba  situada en General Acha, el General Juan Ayala, como Jefe del Regimiento 4º de Caballería de las Guardias Nacionales con jurisdicción sobre los Departamentos 1 y 2. A esa designación le precedía la de Jefe de Policía con asiento en La Malvina, cargo que renunció el año 1888. El 13 de agosto de ese mismo año fue nombrado Juez de Paz y en 1889 Jefe del Registro Civil del Departamento 2.

Al finalizar el año 1889 muere en Buenos Aires su esposa doña Rosa Fuston con solo 42 años, de cuyo matrimonio habían tenido tres hijos: Tomás que falleció a los 9 años; Guillermo y Malvina.
Cuando se realizan las primeras elecciones municipales para elegir autoridades del pueblo llevadas a cabo un 16 de setiembre del año 1894, se presentó una sola lista encabezada por don Tomás Mason como Intendente e integrada por los Concejales Niceto Brazal, Miguel Otegui, José Raymundo Fernández y Pedro Oronoz. 

Los miembros del primer Concejo de la Municipalidad de Santa Rosa, presididos por don Tomás Mason de pantalones claros 

El doctor José Fermín Garmendia recordó en una semblanza para el cincuentenario de la fundación de Santa Rosa, a don Tomás con estas palabras:

"Digo La Malvina y entra en escena la figura del suegro del coronel Gil, blanca su tez, colorado su rostro, celestes los ojos, ancha su frente como la esperanza, cabello rubio canoso, peinado casi a lo Humberto. Así lo veo yo en mis recuerdos desde niño, allá por el año 1916, sobre su "canasta", recorriendo con aire orgulloso lo que ya eran las calles de su pueblo".
El día de la inauguración de la Iglesia, frente a la plaza Mitre, el año 1895 a tres de la fundación del pueblo

La llegada del Ferrocarril
La llegada del ferrocarril era uno de los ansiados medios de comunicación y transporte que anhelaban todos los pueblos que se habían fundado en el Territorio desde 1882 -Victorica, General Acha, Bernasconi, Santa Rosa, Toay-, porque el "camino de acero" era uno de los elementos que le otorgaban valor a las tierras por las cuales atravezaba.

Todos los Intendentes y Gobernadores se ocupaban de hacer petitorios firmados por los vecinos, el comercio y las autoridades de las Instituciones, solicitando a las autoridades nacionales y a las empresas constructoras de los mismos, para que se tuviese en cuenta sus respectivas zonas, haciendoles llegar datos sobre la producción y la geografía de la misma.

Finalmente el Ferrocarril del Sud llegó el año 1897 casi simultáneamente con la Empresa del Ferrocaril del Oeste, que vino desde el este. El primero que llegó a la entonces Capital, General Acha, fue el Ferrocarril del Sud que procedía desde el puerto de Bahía Blanca y que tenía proyectado alcanzar San Luis. A las pocas semanas llegó el Ferrocarril del Oeste a Santa Rosa, procedente de la Capital Federal.

Creación de la Sociedad Italiana de Santa Rosa con la presencia de las autoridades, presididas por don Tomás Mason

La cuestión de la Capital
Durante la Gobernación del Doctor Luro y la Presidencia del General Julio A. Roca se producirá el traslado de la Capital del Territorio Pampa Central desde General Acha, su primera sede, a Santa Rosa.
"Luego del reconocimiento personal que realizó el 21 de febrero de 1900 envió nota al Ministerio del Interior donde manifestó su postura totalmente favorable al cambio de capital y a que la misma se asiente en Santa Rosa.

Expresó en dicha nota: "...Santa Rosa de Toay, en sólo seis años de vida y sin la ayuda oficial, presenta hoy un núcleo de población muy superior a la de Acha, concluídas casas, calles, arboleda, hospital, municipalidad, comisaría y escuelas instaladas en edificios aparentes y propios."

Y seguidamene agregaba para consolidar su argumentación: "En Santa Rosa la edificación cunde sin cesar. Los ladrillos valen doce pesos el mil, cuando en Acha cuestan veinticuatro. Las hortalizas, base del alimento, son abundantes y baratas por lo feraz de la tierra y los artículos en general cuestan un treinta por ciento menos que en Acha, suministrados por diversas casas de comercio, mientras que, en la capital actual, no han podido atraer más que una sola casa de comercio que monopoliza todos los ramos más importantes, matando como los árboles de gran ramaje, todas las pequeñas plantas que crecen alrededor".

"El 29 de marzo de 1900 el Presidente de la República, Gral. Julio A. Roca, que conocía Santa Rosa, dispuso el traslado de la capital en forma provisoria. El 11 de abril de 1900, en un tren especial, se efectuó dicho traslado". Tomás Mason, le había ganado la pulseada no sólo a General Acha la capital inicial y segunda población de Pampa Central, fundada diez años antes, sino también a Toay que pretendía ser la nueva sede de la mano de su creador el escoces Juan Guillermo Brown, compañero de Mason.

FUENTES CONSULTADAS
Fotografías: Fototeca Bernardo Graff
Diario La Arena. Colección del Centenario de Santa Rosa 1992
Ciudad de Santa Rosa. Geografía Histórica. Biblioteca Pampeana. Fundación Chadileuvú. Santa Rosa La Pampa enero de 1986
Archivo Histórico Hilda Paris. Santa Rosa (La Pampa)
La Pampa. Aspectos Históricos. Comisión Directiva de Institutos Privados. Santa Rosa octubre de 1984

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails