domingo, 1 de diciembre de 2013

SINTESIS BIOGRAFICA DE TERETE DOMINGUEZ

Adolfo fue el nombre que le pusieron al bautizarlo, allá en Algarrobo del Águila, Departamento Chicalcó, en el oeste del entonces Territorio Nacional de la Pampa Central. Cuando llegó a este mundo, un 21 de octubre del año 1941 este "hermoso y robusto varoncito"  pesó 3,800 kg.

Su madre Agripina Domínguez, era una de las hijas de don Canuto Domínguez y doña Anita Alcaráz, se fue a Buenos Aires a trabajar y su hijo quedó a cargo de la abuela, que haría de madre postiza y de sus tíos que oficiarían de sus hermanos mayores.


El río Atuel dejó de correr libremente por su cauce desde territorio mendocino al Territorio Nacional de la Pampa, cuando se inauguró el complejo hidroeléctrico de Los Nihuiles. Este fue el gran causante de la gran escasez hídrica que comenzó a generar un proceso de desertización en la región, que terminó con muchas actividades productivas y produjo el éxodo de población oesteña pampeana.

La familia de "Terete" como le habían puesto de sobrenombre a Adolfo, juntaron sus cosas y se largaron para la capital de La Pampa. Los trasladó hasta Santa Rosa donde llegaron el año 1948, el camión de don Bienvenido Sol, de Santa Isabel, pariente de los Domínguez, . El niño tendría unos seis años y con ojos  asombrados, ante cada cosa nueva que descubría, fue grabando en su memoria la nueva geografía humana y física de la ciudad que lo envolvía con sus encantos.

Con las chapas, las cumbreras, los alambres y demás elementos que habían traído la familia Domínguez construyó su ranchito en la esquina de las calles 15 y 24 de la Villa Tomás Mason, actualmente designadas como Jujuy y Catamarca cerquita del Club Argentino que había sido creado el año 1944. "¿Viste lo que era, un rancho atado con riendas, que cuando venía el viento teníamos que andar juntando las cosas  por todos lados. Si todavía me acuerdo que la sirena del Molino emitía un sonido muy particular los días de tormenta, y nos daba mucho miedo", recuerda "Terete" en la entrevista que le hizo Mario Vega.
Con parte de su familia en "El Rosedal" en los bosques de Palermo en la ciudad de Buenos Aires

Sus tíos Julio, Félix, Pabla, Elvira de sobrenombre "Tita", Tomás, Gabina, Diego, Francisco Javier que tenía su rancho en "La Puntilla", al norte de Algarrobo del Águila y Emilia que vivía en el campo "La Blanca", de Algarrobo derechito hacia el poniente, fueron quienes lo criaron junto con su abuela Anita.

Su debut en la escuela primaria la hizo en la Nº 4 de Santa Rosa, conocida como la "del churrasco", porque a media mañana se les servía a todos los alumnos un jugoso churrasco de carne asada en la plancha de la cocina a leña con un pan, para ayudar a la alimentación hogareña de muchos hogares humildes.

Pero al año siguiente su tutora consiguió banco y lo cambió a la Escuela Nº 314 que está más cerca de la casa de la familia Domínguez, situada sobre la calle Antártida Argentina. En el 50º aniversario Terete le dedicó un poema a la escuela de su barrio. En esa escuela fue compañero de banco de la niña Edit Ivon, quien le ayudaba para copiar del pizarrón, porque ya tenía problemas con su visión.
Terete vendiendo diarios en la avenida San Martín de Santa Rosa (La Pampa)

En esa escuela Nº 314 su tío Julio Domínguez "El Bardino", trabajó de portero y también le dedicó un poema. Es que la familia Domínguez ha tenido en su seno varios escritores, el más prolífico y más conocido es "El Bardino", pero también Félix Domínguez Alcaráz ha publicado un libro de poemas y don Tomás Domínguez con sus relatos del oeste también nos ha dejado una cuantas páginas que pintan los usos y costumbres del pago donde se criaron y trabajaron.

Si la Escuela 314 fue la de los sueños del niño Terete, el Club Argentino fue el de sus amores adolescentes. Su sede situada sobre las calles Antártida Argentina y la Gobernador Duval convocaba a la pibada del barrio con el fútbol, con los bailes y las demás actividades sociales y culturales. En todas estaba "Terete", escuchando, participando junto a sus amigos.

"Retinitis pigmentaria, diagnosticó Jurcovich, el primer oculista de Santa Rosa, y no hubo nada que hacerle. Jugaba al fútbol pero daba ventajas, porque tenía grandes problemas para ver, y cada vez peor...si cuando íbamos a los bailes mi mejor amigo, Rubén, quien ya se fue, más o menos me indicaba: ahí a tu derecha hay una piba que te mira, cabeceá...y así salía, más o menos al tun tun". Actualmente ha quedado con una ceguera total, pero no ha perdido su jovialidad y sus esperanzas de poder ayudar a otros.


En la fotografía están posando de izquierda a derecha Julio Domínguez, Tomás Domínguez, Félix Domínguez Alcaráz y Adolfo "Terete" Domínguez muy trajiados todos para una ocasión que los reunió en la casa de "Terete.

Cuando Terete andaba alrededor de los veinte años y habiendo sido exceptuado del servicio militar obligatorio por su problema de visión, comenzó a trabajar en la empresa que editaba el diario "La Arena", haciendo el reparto a los suscriptores y también venta libre. Él y Carlitos Segovia fueron los primeros que comenzaron a vocear el diario para llamar la atención de los transeúntes y peatones.

Era una forma de convocar e incitar la compra del matutino haciendo conocer el copete de la mejor noticia del día: !"Esta noche, en el Luna Park, la espectacular presentación del pampeano, el Indio Mario Héctor Paladino! diario, diario" recuerda el canilla.

Se casó y con su primer esposa trajeron a este mundo dos hijos varones, ambos ingresaron a trabajar en las oficinas del "Correo y Telecomunicaciones" cuando era aún Empresa del Estado Nacional. Varios años después unió su vida a la de Nélida Rosso quien a partir de los primeros años de la década de 1980 se ha convertido en su amor, su compañera y su amiga inseparable.

Gracias a su invalorable apoyo "Terete" pudo cumplir su sueño de ver publicado su libro "Para mi ciudad, un poema y un recuerdo", dedicado a Santa Rosa y editado por el Fondo Editorial Pampeano el año 1997 con una gran repercusión y muy buena acogida entre los lectores. Después editó su primer CD de poemas que tituló "Mis cuatro berretines" y el año 2012 presentó su segundo trabajo discográfico titulado "A oscuras pero con luz" en el que interpreta tangos de la vieja guardia e intercala los poemas de su autoría que nos hablan de la historia regional y popular de La Pampa.

FUENTES UTILIZADAS
"Para mi ciudad, un poema y un recuerdo": Adolfo Terete Domínguez, editado por el FEP en Santa Rosa, octubre de 1997
Diario La Arena, edición del 20 de sepbre. de 2009, entrevista de Mario Vega.
Entrevista personal del autor en su domicilio el día miércoles 27 de Novbre. de 2013



No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails