lunes, 19 de agosto de 2013

COCHICO ULTIMO COMBATE

"EL COMBATE DE COCHICO"
                                                   Domingo Andrés Frois Regis
"Último episodio de la Conquista del desierto en el oeste pampeano. Desigual combate, que troncha de raíz las postreras esperanzas ranquelinas..."
"De acuerdo con la documentación del Estado Mayor General del Ejército, con los relatos de soldados e indios sobrevivientes y con el testimonio de antiguos pobladores contemporáneos de los sucesos, el Combate se produjo en las siguientes circunstancias:
Mes de julio de 1882. Deben ausentarse de Victorica el coronel Rodríguez y el Comandante Anaya. Queda al frente de la división el teniente coronel Froilán Leyría.
Llegan noticias de que una indiada, capitaneada por Gregorio Yancamil y Faineo reaparece en el escenario pampa. En su persecución parte del Fortín Victorica 150 hombres al mando del mayor Nicolás Santerbó. En agosto de 1882 acampan en el Paso de los Algarrobos (Departamento Chalileo), a 75 kms. al sur de la actual población de Santa Isabel. Desde dicho lugar Santerbó envía una comisión de 26 (a) hombres comandada por los tenientes indígenas Tránsito Mora y Simón Martínez; al llegar al valle de Cochicó (Departamento Puelén) sorprenden a un indio "bombero" (espía de avanzada) por el que descubren que más adelante hay otro "bombero". Según versión oral del investigador indigenista don Eliseo Tello, el primer "bombero" es degollado por los soldados (b) el que ha huido halla el cadáver de su compañero y corre para comunicar la novedad a la indiada del capitanejo Yancamil, éste estaba acampado en el paraje Buta Ranquil a unos 25 kms. al noreste (*) de Cochicó."

(a) "Según el Sr. Victoriano Mariqueo, hijo del soldado indígena Froilán Mariqueo hombre de 77 años, residente en Victorica, me informa que, según los recuerdos de su padre, la comisión militar estaba formada por 25 hombres."

(b) "En cuanto al degüello del bombero, el Sr. Mariqueo, hombre afable y de lúcida memoria, su padre nunca se acordó que mataran a ningún bombero; el que era muy hereje y criminal -aclara- era Yancamil, que mataba mujeres y niños. Interrogado el Sr. Mariqueo sobre otros datos vinculados al Combate de Cochicó, manifestó que entre los sobrevivientes estaba también Teófilo Milan, fallecido hace pocos años en Luan Toro. Además, mostrome un cuadro que guarda con orgullo; se trata de un diploma, de 40 por 60 cm. aproximadamente otorgado a su padre, en que se lee: 19 de agosto de 1922, La Nación reconocida a los bravos patriotas de Cochicó. Victorica, 19 de agosto de 1922. El pueblo de Victorica al soldado expedicionario Froilán Mariqueo conmemorando el 40 aniversario de la Batalla de Cochicó. Comisión de Homenaje. (aparecen alrededor de 20 firmas de caracterizados vecinos del Victorica de entonces)."

(*) donde dice noreste debe decir noroeste.

"La comisión militar prosigue su avance sin lograr capturar al segundo bombero; llega al paraje "El Copel", a unos 10 kms. del campamento de Yancamil. En la tarde del 19 de agosto de 1882, desde "El Copel", los soldados divisan nubes de polvo hacia el poniente; de inmediato calculan que se les viene el ataque Yancamil con no menos de 400 (-) lanzas. La estrategia aconseja retroceder hasta el valle de Cochicó, unos 15 kms. atrás, donde hay buena aguada y dos cerritos propicios para resistir desde allí el ataque; además, levantan densas humaredas con el fin de pedir refuerzos al Mayor Santerbó que espera en "Paso de los Algarrobos", tanto él como sus oficiales distinguen el humo, pero opinan que debe ser de algún otro origen."

"Los hombres de Yancamil, ante la retirada del piquete militar, cuyo número conoce por el bombero, se lanzan en su persecución. Los expedicionarios alcanzan a retroceder unos 7 kms. No hay más remedio que hacer frente de cualquier manera; prestos para combatir, esperan en un bajo montoso, en medio de jarillas, piquillines y otros arbustos (lote 22, Fracción B, Sección 24)."

"Los indios, arengados por Yancamil, forman en línea de guerra, atan sus lazos, de cuero crudo, por ambos extremos de sus cabalgaduras, y atacan con las rondas; lazos de 10 a 12 metros de largo con los que se lanzan a galope tendido sobre el piquete militar, volteando caballos y jinetes. Mientras una segunda oleada de indios con lanzas y boleadoras, completaban el mortífero ataque. Cinco formidables embestidas de los valientes lanceros de Yancamil son resistidas y repelidas por los no menos bravos soldados que, entre la furia del combate, tratan de reagruparse y ganar terreno hacia el este, con la esperanza de recibir los esfuerzos que pudieran llegar de Paso de los Algarrobos."

"La indiada se ensaña especialmente con los jefes indígenas del piquete, tenientes Mora y Martínez, por traidores a su raza. Al promediar la hora del sangriento combate Yancamil, que ha perdido unos 150 hombres, por las balas de los Rémington y las espadas rivales, en previsión de la posible venida de refuerzos para los expedicionarios, se retira hacia el oeste. De esta manera quedan los militares dueños del campo de combate, con catorce bajas, entre muertos y heridos."

"Al comunicar al Mayor Santerbó el resultado de la misión, dicho jefe ordena una batida por la zona, pero Yancamil y su gente ya se han internado hacia la precordillera. Los sobrevivientes cristianos fueron: Sargento 1º Tolosa, Jesús Fernández, Juan Benitez, Antonio Benavidez, Ambrosio Gomez, Jesús Gonzalez y Villafañe. Los indígenas que salvaron sus vidas fueron: Pedro Morales, Santiago Cayupán, Froilán Mariqueo, Manuel Chancalito, José Primaso, José Talmar, Simón Martínez, Francisco Lemos, Vicente Antical y Juan Segundo.
Herido de 33 lanzasos, Tránsito Mora muere un año después."(c)


"Después una patrulla militar ubica los restos deshechos de los soldados muertos y los junta en una fosa común. Entre los años 1885 y 1886 una comisión del 9 de Caballería, al mando del Mayor Corbalán, llega hasta Cochicó y traslada los restos al Fortín Victorica.

Desde 1909 a 1923 los restos de los muertos en Cochicó descansaran en el basamento construido en el atrio de la Iglesia Parroquial. Finalmente son depositados al pié de la Pirámide que sus compañeros de armas levantaran en su memoria. La Pirámide conmemorativa, ubicada en el centro de la Plaza, conocida desde entonces con la denominación "Héroes de Cochicó", ostenta cuatro placas cardinales, fundidas en el Arsenal de Guerra por orden del Ministro General Victorica, las mismas fueron enviadas por el Superior Gobierno de la Nación.
Dicen así: Primera Placa: "25 de Mayo de 1882"
                Segunda  "      "19 de agosto de 1882"
                Tercera    "      "Cabo 1º Reg. 9 Matías Rosales, Miguel Cardozo, Juan Juarez. Cabo 1º disting. Juan Marques, Soldados: Tiburcio Vergara, Liberato Paez. Cabo 1º del Batallón 10 de Infant Francisco López. Soldado Dolores Ancalay"
                 Cuarta Placa:  "LA NACIÓN AGRADECIDA A LOS BRAVOS DE COCHICO"

"La posteridad ha fijado nuevas placas en la misma Pirámide, en testimonio de perenne homenaje a los inolvidables "HÉROES DE COCHICO"...
(-) Esta cifra no sería exacta. Lo más probable es que fuesen mucho menos según le dice el propio Yancamil al maestro Jarrín en la escuela de la Colonia Emilio Mitre muchos años después.

 (c) "Según el investigador Don José Silva, El Teniente Mora se radicó en el paraje Lobocó, hoy departamento de la Maruja, falleció a raíz de un accidente mientras cabalgaba en estado de ebriedad y se golpeó contra una rama de caldén, de cuyas consecuencias falleció."

"CONCLUSIONES"
"La Conquista del Desierto debe interpretarse como un proceso histórico natural, movido por impulsos reales y tendencias ideales. Factores económicos, políticos y espirituales inspiran al cristiano para dominar al indio. La campaña militar, con sus crueldades y sacrificios, traiciones y heroismos, no es más que la manifestación externa de ese afán de dominio. La política de captación de la cultura más primitiva por la más fuerte tiene raíces milenarias. Al iniciarse la fundación de Victorica la tendencia a la integración racial presenta hechos elocuentes, tales como los siguientes:
"1º) La existencia, entre las fuerzas expedicionarias que fundaran el "Fortín General Victorica, de un regimiento de indios amigos, mandados por el cacique Ramón Cabral.
2º) La presencia, en la lista de sobrevivientes del Combate de Cochicó, de 11 soldados indígenas junto a 7 cristianos. Esto prueba que las dos razas tendían a fundirse y a completar la mestización iniciada con la llegada de los primeros conquistadores.
3º) La participación de numerosos contingentes de indios en las guerras entre Buenos Aires y la Confederación y, varias décadas antes, en las guerras por la Independencia Sudamericana."

"El indio no se sentía un extranjero en su tierra sino un argentino injustamente postergado y despojado de lo que, por ley natural, le correspondía. En su resentimiento veía una fatalidad, que lo condenaba la humillación y a la pobreza. Terminada la Conquista del Desierto, paulatinamente van olvidándose los rencores de las luchas seculares. Descendientes de indios y blancos son hoy fuerza pujante que impulsa el progreso de nuestra Pampa."

"La fundación de Victorica marca el triunfo de la potencia civilizadora, heredada de la Madre Patria, y acrecentada con el aporte inmigratorio. Entre los primeros pobladores de este pueblo figuran italianos, españoles, franceses, ingleses, árabes... hombres de lejanas latitudes, dispuestos para el trabajo y ávidos de progreso. Los nombres de muchos de aquellos pioneros están registrados en las actas, a partir de 1888, de la Municipalidad local. Ellos trajeron el alambrado, la explotación ganadera, el comercio, la ciencia y la técnica que hizo posible el empuje inicial..., el más difícil y valioso..."

"Combate de Cochicó. ¿Héroes? ¿Víctimas del deber? ¿Barbarie contra civilización? ¿Hasta donde el mito suplanta a la realidad?.
Mucho se ha discutido sobre el alcance de estos conceptos. No tiene sentido hablar de quien tenía la razón. Para dar una interpretación honesta hay que ubicarse en el momento histórico y en las circunstancias de la lucha. No eran tiempo(s) de paz ni de reflexión serena. La consigna, por ambas partes, era luchar a muerte. Las instrucciones que traía el teniente coronel Eduardo Racedo, al acampar en "La Resina" eran:
"Dominar a los indios rebeldes que aun puedan encontrarse o morir en el cumplimiento del deber. Desde 1882, tanto sus contemporáneos como la posteridad, ha consagrado con el honroso título de héroes a los 8 soldados, cristianos e indígenas, que cayeron en Cochicó. El heroísmo no se discute; se siente, se vive en la emoción que inspira lo que lleva en su entraña vibraciones de excelsa grandeza.

"Si..., fueron héroes... héroes como lo fueron el Sargento Cabral, el Negro Falucho, los gauchos de Güemes y tantos otros que, como los soldados de Nelson en Trafalgar, supieron responder con sus vidas a la sencilla arenga de su jefe:
"!Que cada cual sepa cumplir con su deber! Nuestra simpatía y gratitud hacia los Héroes de Cochicó se une, a su vez con un sentimiento de admiración por el coraje de los vencidos. Su causa imposible no desmerece el idealismo con que defendieron lo que ellos creyeron que era "su libertad" y "su justicia"...
"Y más allá de todo... el juicio de la posteridad: La Nación Agradecida a los Bravos de Cochicó"

BIBLIOGRAFIA UTILIZADA
1.- Escuela Agrícola de Victorica-La Pampa: Revista Huitrú Mapú En adhesión a la 2da Fiesta Provincial de la Ganadería en el Oeste Pampeano. Victorica año 1969
2.- Bustos Bazán de Ares, María Fredesbinda: "Oración y Canto" Victorica (La Pampa) 1982
3.- Ediciones Efebe: "Album del Centenario" Victorica 12-2-1982. Ilustraciones de Carlos Alberto "Pocho" Riela.

1 comentario:

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails