martes, 18 de junio de 2013

VICTORICA DIAS DE AGRESION

Victorica, había sido fundada un 12 de febrero del año 1882 por el Ejército Nacional. Recién el año 1888, se eligen las primeras autoridades civiles del pueblo. Y desde mayo del año 1891, el presidente del Consejo Municipal electo había resultado el ciudadano francés don Alfonso Capdeville.

Capdeville tenía tierras al oeste de Victorica, en las que construyó su residencia familiar. Su actividad agropecuaria, comercial y de comisionista le había permitido expandir su patrimonio, participando de varias sociedades en el pueblo que gobernaba.

"La Municipalidad de Victorica había quedado acéfala. La Gobernación, con decreto del 25 de enero de 1899, resolvió integrar el personal (Concejo Municipal) con cuatro vecinos: dos por cada uno de los partidos existentes. Estos cuatro vecinos se reunieron en el salón municipal, para determinar la fecha en que debían celebrarse las elecciones."
"Era el 28 de enero. Mientras deliberaban, fueron asaltados por un grupo de cuarenta individuos, que dispararon unos doscientos tiros. Del sumario se desprendió la culpabilidad del empleado nacional Feliciano Lucero, cobrador fiscal del departamento, y de los hermanos Lorenzo y José Ramasco.

"El primero, secretario del Juez Letrado del Territorio, y el otro, comisario, que por razones de mejor servicio, había sido removido de su cargo y trasladado al 12º departamento. Esto es, en resumen, cuanto informa al Ministro del Interior, el secretario de la Gobernación, Eduardo Chapearouge."

"El Gobernador del Territorio, general Eduardo G. Pico, en el primer informe al Ministro del Interior, doctor Felipe Yofre dice: un grupo de individuos armados hicieron fuego sobre los concejales al negarse a presentar sus renuncias del cargo. Fueron heridos un municipal, el secretario y un particular, y aprehendido el presidente (Alfonso Capdeville). Capitaneaba el grupo el Mayor del Ejército Adolfo Corvalán."

"El diario La Nación, que publica la relación más completa de los acontecimientos, dice: los revoltosos tomaron prisionero al señor Intendente Municipal don Alfonso Capdeville, acaudalada y estimadísima persona de Victorica, y a quien le debe este pueblo sus progresos de varios años a esta parte; al señor Inocente Rebollo, miembro de la municipalidad; al señor Enrique Mareschal, secretario de la misma, y  a un empleado, quedando como dueños únicos de la situación."

"Hasta aquí, la síntesis de los acontecimientos del día 28. Lo más lamentable debía acaecer el 31 de enero.
El General Pico, en su nota del 30 de enero al Ministro del Interior, dice: En este momento, marcha por tren especial a Toay, para de allí seguir por tierra a Victorica, el Jefe de Policía y un piquete de gendarmes para levantar un sumario y proceder según las circunstancias."
Al momento del estallido de la rebelión el Intendente Alfonso Capdeville llevaba casi 8 años al frente de la Municipalidad de Victorica

"El fundador del pueblo de Toay, Juan Brown, a pedido del Gobierno del Territorio, suministró a los viajeros los medios de locomoción que necesitaban: ochenta caballos y quince mulas, completamente equipados. Llegado a Toay don Eduardo Chaperouge, secretario de la Gobernación y jefe de la patrulla, Brown se agregó a la expedición represiva."

"La caravana partió de Toay en la tarde del 30 de enero. Las fuerzas de la Gendarmería iban a las órdenes del Jefe de Policía del Territorio, señor San Martín. A las tres y media del día siguiente, 31 de enero, la patrulla de gendarmes y los civiles llegaban a los alrededores de Victorica.

"Capdeville, que ya había recuperado su libertad, conferenció con Chapearouge, y ambos convinieron en la forma de tomar la Municipalidad. Don Alfonso, con sesenta hombres armados -en su casi totalidad, peones de las estancias-, debía rodear al pueblo, mientras Chapearouge, con el piquete de Gendarmes, haría su entrada por la plaza."

"Así se hizo; pero al penetrar en la plaza el coche en que vijaban Chapearouge, Brown y (Fons) Artigas, fue objeto de una descarga cerrada. En respuesta al ataque, abren fuego contra la Municipalidad las fuerzas de la Gendarmería, a las que se agregan luego las de Capdeville. El tiroteo se prolongó por más de media hora, hasta que se entregaron a discreción los revoltosos."

Dos años después de esta toma, el sótano de la Iglesia fue utilizada para resguardo de la seguridad de varias personas a las que el entonces cura párroco Juan Roggerone quiso amparar

"El saldo lamentable de la refriega en el bando de Capdeville se redujo a la muerte de José Hidalgo, estimado estanciero de Victorica. Murió asimismo el vecino Manuel Escudero, y fueron heridos el comisario Whelan y el agente Clemente Díaz. De los revoltosos, el único muerto fue Nemesio Machado. Quedaron heridos el jefe del movimiento, Adolfo Corvalán; Manuel Alarcón, Andrés Gil, Cirilo Fernández, Gregorio Rojo y de diez a quince personas más."

"Según nos refirió varias veces el mismo padre Roggerone, durante los dos tiroteos -del 28 y del 31- él salvaguardó su persona y la de otros vecinos tan pacíficos como él en el sótano de la casa parroquial; pero inmediatamente acudió a asistir a los moribundos, a quienes confesó, y se prodigó luego en curar a los heridos."

"En carta a Monseñor Cagliero, que el 20 de enero lo había citado telegráficamente para que fuera a Bahía Blanca, dice: El telegrama de V. Sría. del 20 de enero, que me mandó desde Bahía, llegó a mi poder el 28, y no pude salir de Victorica hasta el 1º de febrero. Así tuve tiempo de encontrarme en los dos bochinches de la sublevación y sacramentar a tres heridos graves. Don Alfonso Capdeville... hubo de renunciar a la presidencia (de la Municipalidad) como S. Sría. lo habrá visto en los diarios. Tentaron varias veces de matarlo y últimamente fue herido..., pero gracias a Dios está casi curado. Ya dejó la cama."

"Como complemento de lo que refiere el padre Roggerone, transcribimos cuanto el mismo sacerdote dejó escrito en un informe que hemos encontrado en el archivo de la Casa de Victorica: El 28 de enero de 1899 sucedió la revolución contra don Alfonso... Vino la intervención con quien chocaron los sublevados, y hubo dos muertos, Hidalgo y otro. Hubieron doce heridos, de los cuales sacramenté dos y al día siguiente uno de ellos falleció. Todos los demás curaron." (1)

"En el mismo informe, el padre Roggerone hace resaltar esta circunstancia: Los cadáveres de Hidalgo y del otro fueron velados en la Iglesia."

"Para terminar este párrafo, dejamos constancia de que tanto la prensa del país como los que más tarde hubieron de comentar estos hechos tan tristes, no les asignaron finalidades de orden general dentro del radio del Territorio, como parece insinuarlo Capdeville, sino puramente local."

"La Nación del 5 de febrero de 1899, dice: es lamentable que susceptibilidades de aldea, hayan producido la muerte de dos vecinos y algunos heridos, algunos de ellos de gravedad. Gabriel J. Anza escribe al respecto: careció (esa revuelta) de móviles provincialistas, y sólo fue una disputa de orden local entre dos políticas antagónicas, que en nada representaban principios orientadores de esta localidad."

"El año 1899 fue de mucha pobreza en Victorica. Todos los que han estudiado la gestación y consecuencias del movimiento subversivo de enero de 1899 en el pueblo de Victorica, están concordes en afirmar que a él se debe esa terrible crisis que se cernió, con carácter aterrador, sobre el pueblo y la campaña."

"La asonada de enero perjudicó el comercio local; y al exacerbar los enconos que traían dividido al pueblo, alejó para siempre de la región a diversas familias, que fueron a otras ciudades en busca de un clima de mayor tranquilidad y sosiego." (Hasta aquí todos los párrafos entre comillas corresponden a Lorenzo Massa).
En una galera similar a ésta fueron trasladados los presos desde Toay a la entonces capital del Territorio, General Acha

Escuchemos ahora "otra campana" sobre estos hechos, de un investigador de la historia regional de nuestra provincia de La Pampa (2).
"El 28 de enero se reunió la comisión integrada por Capdeville, los consejales Inocencio Rebollo y José Vicens y el secretario Enrique Marechal, para arreglar lo concerniente a las elecciones. Estando en plena reunión en el local de la municipalidad, a las 4 de la tarde, se acercó al edificio desde el comercio de Imaz y Galarreta un grupo de 40 hombres -según un informe de la gobernación ya que las actas municipales hablan de 60 o 70 revoltosos y otras fuentes solamente de 20- armados con revólveres y armas largas, muchos de ellos emponchados, que a la voz de Viva el pueblo libre y Muerte a don Alfonso cruzó la plaza y rodeó el edificio".

"El grupo era encabezado por Corbalán, cabecilla natural de los opositores por ser uno de los pocos hombres de armas, el ex comisario José Ramasco -que había sido trasladado recientemente al XII Departamento, Lorenzo Ramasco, secretario del juez Letrado del territorio y hermano del anterior, Cirilo Fernández, Pedro Cazaux, Feliciano Lucero, Antonio Silvero, Emiliano Toledo y Tristán Nievas, entre otros."

"Los vecinos se apostaron frente al edificio con el fin de evitar la reunión de la comisión. Tomaron sus posiciones en la plaza y comenzaron a disparar por espacio de veinte minutos llegándose a contar unos 200 tiros. Allí cayó herido Marechal de dos disparos en el brazo derecho y Rebollo de un balazo en el estómago, al intentar cerrar la puerta principal. Los revoltosos intentaron tirar abajo la puerta pero no pudieron. También fue herido el vecino Ceferino Pereyra que corrió a calmar los ánimos y recibió un disparo de rémington en la pierna".
"En ese momento, se presentó el comisario Luis Fonda quien calmó a los rebeldes y pidió a Capdeville que abriera el edificio. Fonda y tres policías quisieron dispersar a los vecinos haciendo algunos disparos pero, ante la supremacía de estos, prevaleció una actitud de negociación para evitar más heridos. Poco después y viéndose superado numéricamente, Capdeville se rindió revólver en mano ante lo inútil de su resistencia y en vista de la cantidad de heridos en su bando".

"El caudillo fue conducido al local de Imaz y Galarreta y conminado a firmar su renuncia para enviársela a la gobernación, partiendo poco después a su estancia con la obligación de no salir de esta hasta aclararse la situación. En el local fue advertido de que algunos querían matarlo, cosa que no sucedió gracias a la ayuda de Lorenzo Ramasco, Imaz y Antonio Silverio."

"Por parte de los rebeldes quedaron heridos Corbalán con un rasguño en un brazo y algunos hombres más. Si bien los vecinos enviaron un mensajero con la noticia a la capital territoriana, esta llegó a la gobernación de inmediato y Pico ordenó a Chapearouge que tomara todos los recaudos para reprimir la revuelta e intervenir la municipalidad."

"Luego de telegrafiar a Toay en procura de refuerzos el secretario se puso en marcha el 30 por ferrocarril desde General Acha junto al Jefe de Policía José San Martín y un piquete de 20 gendarmes, acompañados por el juez de paz interino del departamento 7A, Juan Fons Artigas."


"En Toay fueron recibidos por Juan Brown quién suministró los medios de locomoción para llegar por tierra a Victorica: 80 caballos y 15 mulas, a los que se agregaron algunos voluntarios. Entretanto en Victorica se vivían tensos momentos por la gran cantidad de hombres en armas que recorrían el pueblo y los caminos vecinos."

"La intervención se puso a las 15 horas de ese día en camino bajo un fuerte aguacero. El 31 a las 15,30 la columna encabezada por el secretario avizoraba los techos chatos y coronados de molinos de Victorica. A su recibimiento salió Capdeville, rompiendo la palabra empeñada días antes. Había reunido unos setenta hombres, entre ellos sus socios y empleados y cuatro gauchos montaraces que llevan los arreos mal habidos a la vecina república de Chile."

"Se determinó que la columna de la gobernación entraría al pueblo por la derecha para tomar el cuartel de policía -que los rebeldes no habían ocupado-, en tanto Capdeville rodeaba el pueblo y entraba por la izquierda."

"A las 4 de la tarde, cuando las columnas se aproximan a la plaza, los revoltosos fueron advertidos de la presencia de estos. Si bien esperaban a la Intervención gubernamental para que decidiera sobre la situación política local, observaron que Capdeville encabezaba una de las columnas y tomaron nuevamente las armas guardadas en el local de Imaz y Galarreta. La mayoría, capitaneados por Corbalán, se concentró en la escuela Nº 7, mientras otros quedaron apostados en la casa de comercio."

"La intervención tomó pacíficamente la comisaría sin que los vecinos pudieran anoticiarse de inmediato y el Jefe de Policía junto a Fonda hizo formar a los policías en la vereda con las armas en posición de descanso para que Chapearouge pudiera hablar con los vecinos."

"Entretanto la columna del caudillo se dirigió a la esquina donde estaban los revoltosos y estando a una cuadra se desprendió Capdeville con algunos policías y sus seguidores dejando que avanzara por la otra el estanciero José Hidalgo con los demás hombres por el centro de la calle."

"Allí se vivieron momentos de incertidumbre: los acantonados abrieron fuego cerrado sobre los hombres que marchaban por la calle, produciendo un fuerte tiroteo que duró cerca de media hora. Esta respuesta de los vecinos fue una contestación a los tiros y la batahola de gritos producida por los hombres que encabezaba Capdeville y que fue ordenada por él mismo. Así, los otros vecinos al escuchar las explosiones comenzaban a hacer fuego sobre la comisión donde estaban formados los policías ante el estupor de estos que corrieron a refugiarse en la comisaría."

"En medio del caos se produjo un confuso episodio frente al comercio de Imaz y Galarreta que muestra la agitación que reinó en esos minutos. Manuel Escudero, un criador, que decía pertenecer a los vecinos, apuntó con un rémington a uno de los rebeldes apostados allí. El otro lo tomó por los brazos y ordenó a un compañero que le disparara. Una vez caído lo ultimaron a tiros de revolver entre los dos."

"Al observar todo esto, el Comisario Fonda cruzó la calle desde la comisaría con una bandera blanca y detuvo el tiroteo, enterados ya los revoltosos de la presencia de la intervención. Pasado el tiroteo, parlamentó de parte de los revolucionarios el vecino Francisco Portela con Chapearouge para lograr que se depusieran las armas. Los parapetados en la escuela se rindieron poco después en la plaza con las armas en mano, acordadas las garantías."
En esa arcada que se observa era la entrada al corralón de la Comisaría en la época de los sucesos narrados

"Como saldo de la refriega quedó tendido en la calle José Hidalgo y Escudero en la puerta del negocio, y por parte de la gobernación resultaron heridos frente al cuartel de policía el comisario Whelan, con una herida leve en la boca, y el agente Clemente Díaz en un brazo. De los revolucionarios falleció Nemesio Machado, quedando heridos Corbalán en una pierna, Manuel Alarcón y Andrés Gil -éstos con heridas graves-, Cirilo Fernández, Gregorio Rojo y cerca de diez rebeldes más."

"De inmediato fueron detenidos diez de los revoltosos: Cirilo Fernández, Antonio Silvera, Emiliano Toledo, Adolfo Corbalán, Feliciano Lucero, Tristán Nievas, Pedro Cazaux, José Arisola (Ariazola), Francisco Larroca (Larrocea) y José Ramasco, sindicados como los instigadores de los hechos del 28."

"En un primer momento se les dio el pueblo como cárcel y luego se los condujo a Toay en la galera de Vallé hacia General Acha, para su proceso. Dos hombres eran buscados luego del enfrentamiento: Domingo Vélez que huyó después de la rendición y Lorenzo Ramasco que se había marchado a Santa Rosa el mismo 28. El segundo sería detenido en Santa Rosa días después. Vélez se suponía que había huido a la provincia de Buenos Aires."

"El 24 de febrero Capdeville viajó a Buenos Aires para mover influencias con el fin de salvar su situación ante el Ministerio del Interior. Desde este alejamiento de la Municipalidad no volvió a asumir el cargo. Ese mismo día, ante la situación que se estaba viviendo en el Territorio, el Ministro Felipe Yofre decretó la intervención a la Gobernación."

""El encargado sería el Subsecretario del Ministerio, Espeche, quién se trasladó a General Acha. Las denuncias que se le presentaron fueron por centenares y hasta observó anomalías dentro de la municipalidad local y en los cuadros policiales. El 1º de marzo viajó a Victorica y deja intervenida la Municipalidad."

NOTAS: (1) Massa, Lorenzo "Historia de las Misiones Salesianas de La Pampa" Tomo II, Buenos Aires junio 1967.
(2) Asquini, Norberto G. "Caudillos, municipios y comités" FEP, Santa Rosa, septiembre 2001

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails