viernes, 20 de agosto de 2010

SOBRE EL COMBATE DE COCHICO

ACLARACIONES Y ENMIENDAS.
El 19 de agosto del año 1882, a pocos meses de fundada la población de Victorica, en el entonces Territorio Nacional de La Pampa Central, sobre la base del Fortín Resina, se produjo un enfrentamiento entre un piquete de soldados y un grupo de aborigenes, conducidos por el cacique José Gregorio Yancamil, a quienes perseguían.

Comunmente a este hecho de armas en el oeste de La Pampa, se lo denomina como Batalla, pero en realidad más precisamente lo que se produjo fue un combate, más allá del saldo trágico en vidas humanas. Dado que el término batalla rigurosamente debe ser aplicado al enfrentamiento entre dos ejércitos y este no es el caso precisamente.

No tenemos datos precisos de cuántos fueron los indios que perdieron su vida en los alrededores del manantial de Cochicó. Lo que si quedó consignado para la posteridad es la lista de soldados muertos que se inscribió sobre el bronce de la placa de la Pirámide:
Cabo 1º Regimiento 9º Matías Rosales
Miguel Cardozo /Juan Juarez
Cabo 1º Distinguido Juan Marquez
Soldados: Tiburcio Vergara / Liberato Páez
Cabo 1º del Batallón 10º Brancisco López
Soldado Dolores Ancalay
Los soldados que hicieron guardia y custodiaron están parados al costado donde en el suelo se enterraron los restos de los soldados, cuyos nombres están consignados en la gran placa que aparece en este lateral

En mi libro "Historias de Vida" presentado el 12 de febrero de 1999 en el salón del Club Cochicó de Victorica, en el artículo que titulé "Cochicó: El último Combate" (publicado originariamente en Caldenia el año 1989) erróneamente consigné: "Las cenizas de los soldados muertos en Cochicó se guardan en la pirámide que se alza en el centro de la Plaza de Victorica." Error que se produjo al transcribir un párrafo del folleto que sobre Félix Romero escribió don Benicio Delfín Pérez y donde se menciona la palabra cenizas.

En realidad, y tal cual me lo ha observado reiteradamente el Ingeniero Ruben Gómez Luna, lo que se trasladó fueron restos oseos de los soldados muertos en Cochicó, al oeste de Puelén. Estos restos habían sido rescatados por el Ejército, antes de dejar definitivamente Victorica el año 1887 y depositados en el cementerio local.

Varios años después, se decide traer esos restos desde el cementerio, donde un goberrnador había observado con desagrado en el estado en que se encontraban y depositarlos en un túmulo que se construyó al efecto delante de la Iglesia Nuestra Señora de la Merced, frente a la Plaza. Dicho túmulo había sido construído a iniciativa del maestro Félix Romero, desde la Biblioteca Bartolomé Mitre.

 Posteriormente y aprovechando la Pirámide que había construído el Ejército, en el centro de la Plaza, el 19 de agosto del año 1923, se trasladan esos restos siendo depositados al pie de la misma, sobre el lateral donde está la placa que consigna los nombres de los caídos en el enfrentamiento citado.

Y para continuar en la línea de las enmiendas, aclaraciones y salvado de errores, que luego se convierten en verdades históricas, conviene también insistir sobre la denominación de Héroes a los soldados caídos en el combate referido.

Como se puede apreciar en la foto de arriba, una de las placas, construidas con el bronce recuperado, luego de fundidos los cañones utilizados en la campaña denominada "Conquista contra el Desierto", reza "La Nación agradecida a los Bravos de Cochicó".
Ni en esta, ni en ninguna de las otras placas que se descubrieron ese día, (1887) se habla de "Héroes". El término "Héroes" y la utilización de esta categoría, con toda la carga de adjetivación que ella entraña, fue incorporada después en los discurso, cuando la Argentina se tiñó de una profunda ola de nacionalismo a ultranza y se exaltó al Ejército como pilar fundamental de la nacionalidad.

Según el Periódico El Heraldo, cuyo director era don Juan Giménez, al consignar en tapa los discursos que se realizaron el día 19 de agosto del año 1922, al cumplirse el 40º Aniversario del Combate en el que el Ejército sufrió una derrota a manos de los lanceros de Yancamil, el maestro Félix Romero expresa: "Los pueblos que celebran la memoria de sus antepasados, haciendo revivir en su corazón, las virtudes, el genio, el talento, o sus acciones heroicas, marchan decididamente a paso progresivo hacia el porvenir."

Y a continuación agrega el entonces Concejal Félix Romero: "Doblemente si estos homenajes van más allá de la simple ceremonia, ofrendando hechos como el que nos proponemos, al dar a esta plaza el nombre de "Héroes de Cochicó" y tratando además de que los sobrevivientes de la conquista del desierto, reciban en forma real y positiva la justicia a que son acreedores"

FUENTES UTILIZADAS
El Heraldo. Periódico Independiente Nº 415 Año XIII de Victorica (Pampa Central) Viernes 27 de Octubre de 1922
Pérez, Benicio Delfín: "Félix Romero" Enfoques Biográficos de su Personalidad. General Pico La Pampa. Octubre 10 de 1972.
ROLDAN, Luis Ernesto: Historias de Vida. De personas, pueblos, instituciones y regiones. Santa Rosa (La Pampa) enero de 1999

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails