viernes, 26 de febrero de 2010

EL AGUARIBAY DERRIBADO

En la esquina de la plaza que da sobre la actual calle 15 (antigua General San Martín) en Victorica, se encuentra la que fuera por muchos años la vivienda de la familia de don Máximo García y doña Fidela López.
Está situada enfrente de la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Merced y también de la otrora casa de Ramos Generales de la firma Llorens, Antich y Cía.

El portentoso aguaribay todavía vivo y resistiendo la sequía y el abandono, ya en el máximo de su desarrollo, probablemente cuando contaba con alrededor de cien años.

La propiedad fue adquirida por Máximo García al escribano don Angel Rodriguez, quien se trasladó a vivir a Macachín, alrededor de 1912. Es probable que don Máximo le haya agregado algunas mejoras, dado que tenían familia numerosa, que debieron incluir también la fachada, porque en el frontispicio de la misma se encuentra (o por lo menos se podía ver hasta hace pocos años) esa fecha.





Después que falleció don Máximo en 1931, (mucho antes había fallecido su esposa), la propiedad fue adquirida por don Gaudencio Pablo, uno de los gerentes de la firma de Llorens, Antich y Cía.
Allí funcionó después, durante muchos años la oficina de Correos y Telecomunicaciones hasta fines de la década del setenta.


Los sucesores de Gaudencio y Manuela Pablo entregaron hace unos años la mencionada propiedad a la Municipalidad local. Esta gestionó ante las autoridades de la Subsecretaría de Cultura de la Provincia de La Pampa, la posibilidad de destinarla a Casa de la Cultura, no solo por su ubicación, sino también por su gran valor histórico patrimonial.


El Arquitecto Miguel García realizó el proyecto y dentro del mismo se incorporó, con muy buen criterio, el gran árbol que había sido plantado en el predio por sus primeros dueños. Se trataba de un gran aguaribay como se puede observar en la primer foto.

La familia de fines del siglo XIX y principios del del XX, eran grandes consumidores de la herboristería casera en su aplicación para condimentar las comidas como para curar distintas enfermedades, no solo con tisanas, sino con ungüentos y otros medicamentos caseros.


En el último numero de la revista 1º de Octubre que edita la Cooperativa de Electricidad de Santa Rosa, en la página 13 se transcribe una anécdota de "El Bardino", el poeta Julio Dominguez, nativo de Algarrobo del Aguila.
"Digame, don Canuto, si me encuentro en algún apuro, ¿podría prestarme alguno de sus caballos?
-!Como no Juan! Las tropillas suelen pastar cerca del bajo del Gringo. El picazo alto obedece al nombre de "Pescado" y es mansito, de parar a mano. Otro que no lo v a dejar a pie es un alazán de frnte blanca; a ése lo llamamos "El Peregrino". Puede tomarlos cuando usted quiera."
"Tomaron un té de aguaribay porque el asado estaba gordo, y se despidieron los paisanos, ya que Bairoletto no acostumbraba a pernoctar en casas." (Fragmento del artículo "Así nació un poema")
Como se esprende del párrafo transcripto, era muy común utilizar las hojas, los frutos y la corteza del aguaribay para aliviar una digestión pesada y muchos otros malestares o enfermedades.

"El árbol contiene y segrega una resina conocida en la boticas europeas bajo el nombre de mastix americana, que tiene un olor fuerte y agradable y virtudes medicinales como purgante. La corteza y las hojas aromáticas se usan exteriormente para la hinchazón de los piés, las heridas y úlceras; tomado interiormente, se ha hecho de él uso para el cólera, y le atribuyen además propiedades emenagogas. Con las frutas se hace arrope, vinagre y una especie de aloja ó chica. Las hojas sirven para teñir de amarillo".
Lamentablemente, para la comunidad de Victorica, este casi centenario árbol, que sobrevivió tantas décadas, impregnando con su fragancia esa esquina, fue derribado, aparentemente sin permiso previo de la Municipalidad, aduciendo el propietario del terreno que estába dentro de su predio.
El daño ya está hecho, pero la injusticia, es que parece que al producirse la mensura correspondiente, el árbol habría estado dentro del terreno que contiene la casa. Es una lástima
que por falta de conciencia ecológica de algunas personas y descuido de las autoridades locales pertinentes, ahora el proyecto que estuvo parado por el litigio, deberá reformularse, dado que el árbol que era un habitante de la casa bandonada y una de las "catedrales de los pájaros" fue abatido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails