miércoles, 25 de noviembre de 2009

FAMILIA LLORENS

SEGUNDA PARTE: La expansión.
Don Joan Llorens Horta, viajaba periódicamente a España a visitar su familia que había vuelto a su tierra natal el año 1885, instalándose en Pineda. Es por eso que Juan José Llorens Carreras, nacido en Lobos en 1883 estudia en Mataró y en Barcelona.
Después de culminar su educación, regresó a la Argentina y el año 1901 se instaló en Bolívar, donde comenzó a trabajar en el comercio de sus tíos Joaquín y Pedro Llorens Horta en la denominada “Casa Llorens”, destinada a “Comisiones y Consignaciones”.

La segunda persona sentada con las piernas cruzadas y anteojos es don Gaudencio Pablo y la segunda persona sentada desde la derecha es don Pedro Nicomedes Gómez, uno de los socios de la razón social. (Foto gentileza Rubén Gómez Luna)



En 1903 y luego de esos dos años de aprendizaje, se instala en Trenque Lauquen con sus jóvenes veinte años, a dirigir los comercios que había fundado su padre en esa localidad y la Sucursal de Victorica.
El padre de Juan José había fallecido al finalizar el año 1899, por lo que la mayor responsabilidad, desde los primeros años del siglo XX comenzó a recaer sobre sus hombros.
En 1907 llegan a Victorica periodista y fotógrafo de la revista nacional “Caras y Caretas”, la nota sobre el pueblo que hacía pocos meses había cumplido su 25º aniversario fue ilustrada con varias fotos. Una de ellas muestra el frente de la “Casa Llorens y Antich” y otra a la del comercio del señor Bustelo.



En 1908 llegará el ferrocarril del Oeste a Victorica que trajo un gran adelanto para la zona y todavía estaban en vigencia los proyectos de construir las prolongaciones de las líneas férreas que continuarían hacia Villa Mercedes (San Luis) y hacia Mendoza, ambas pasando por Victorica, que la convertiría en un importante nudo ferroviario.


Pero llegó el año 1914 y con el la gran Guerra en Europa, que terminaron con las perspectivas de nuevas inversiones en ferrocarriles. Muchos inmigrantes volvieron a sus países de origen, decayó el consumo y Telén punta de riel, se había convertido en competidora de Victorica a pocos kilómetros.


Después que terminó esa guerra y se normalizaron las relaciones comerciales con el “Viejo Mundo”, regresaron las buenas perspectivas de la mano de la recuperación de los precios y del incremento del consumo y de la expansión de la industria del automóvil.


El facsimil de las notas de venta tienen impreso el logotipo "COCHICO", marca registrada por la firma con la cual envasaban distintos tipos de productos.


En 1920 la sociedad J.J.Llorens, J. Antich & Cía, pone en marcha en Santa Isabel una Sucursal del almacén de Ramos Generales.
La proyección hacia el oeste de La Pampa, tenía como motivo central, no solo la venta para el consumo, sino fundamentalmente acercarse a la fuente de materia prima de demanda internacional: la lana. Para eso Llorens tenía instalada en Victorica, en el galpón del ferrocarril, una prensa para enviar a Inglaterra los fardos prensados de lana sucia.


Puso al frente de la sucursal a un hombre conocedor de la amplia zona, que ya era Comisionista, don Isidoro Orgales. En ésa época en los Departamentos Chicalcó y Chalileo, con el funcionamiento a pleno de la red fluvial conformada por los rios Atuel y Salado pastaban aproximadamente más de 250.000 lanares.

En la foto tomada en el corralón de la empresa en Victorica, se observan a varios empleados. Se han identificado a Basilio Romero, Roberto Pagella,(sombrilla) Gaudencio Pablo, Julio C. Rochereul. La mujer más alta sería Adelina Padula (hija del Encargado del escritorio) y la más baja (vestido oscuro) Magdalena Dubedout. (Foto gentileza familia Peirone-Saenz)

Según recuerdan algunas personas y por los testimonios fotográficos o escritos, cuando la firma estuvo en su esplendor trabajaban, entre otras cuyos nombres desconocemos, las siguientes personas:

Juan Padula en el escritorio

Vidal Saenz tenedor de libros y encargado sección Tienda

Gaudencio Pablo encargado sección Almacén

Basilio Romero y Secundino Romero (ambos españoles, primos de Gaudencio Pablo)

Roberto Pagella mecánico

Julio Cirilo Rochereul, Magdalena Dubeudout (después formarían familia)

José Eguía, Adelina Padula

"Lita" Plaza y "Tuto" Barreix empleadas Sección Tienda.

Ludovico Brudaglio, italiano recién llegado a la Argentina, (entre 1903 y 1905 contratado por Llorens como ayudante en el escritorio)
Isidoro Orgales acopiador de lanas y frutos del país.

Brudaglio cuenta en sus memorias que los empleados que vivían en las instalaciones del comercio, de noche ponían los colchones sobre los mostradores para descansar.


Cuatro mujeres posan junto a la mayoría de hombres que conformaban el importante plantel, de empleados, obreros, peones y gerentes de la firma en los años de mayor actividad antes de la crísis del !30.(Foto gentileza familia Peirone-Saenz)


En el bien provisto Almacén de "Ramos Generales" detrás del mostrador se observan a socios y gerentes (Eguía, Gómez, Pablo) y algunos empleados. Al frente, la pizarra promociona el precio del Automóvil Ford.



Los primeros años de la década del veinte comienza la llegada a Victorica de los primeros autos Ford vendidos por la firma Llorens,Antich y Cía. Cuando solo habían huellas y aún no existía el puente sobre el rio Salado, la firma vende varios automóviles en la zona de la confluencia. Los años eran buenos desde el punto de vista climatico y los precios tambien incentivaban a los propietarios de majadas, instados por los vendedores a invertir en automóviles y tractores. Junto con el Ford “T” se vendian tambien los tractores “Fordson”.



Uno de los primeros surtidores de combustible en la vereda de la firma "Llorens, Antich & Cía" en Victorica. Se promociona la calidad de la nafta como "filtrada". No obstante, todavía prevalecía la tracción a sangre.



Esta fotografía está tomada desde la vereda de la firma Llorens, Antich y Cía en Victorica. En primer plano un árbol recien plantado y dos grandes argollas atadas a postes enterrados para atar los caballos. Para traer uno de estos autos viajó a Trenque Lauquen doña Antonia Ortíz de Saenz quien vino manejando desde aquel lugar. (Foto gentileza familia Peirone-Saenz)


Cuando la firma"J.J.Llorens,J.Antich y Cía" se disuelve, (aparentemente por la salida de J. Antich, socio sobre el que no poseo ningún dato) la Municipalidad de Victorica da por caída la concesión de los surtidores de nafta habilitados sobre la vereda. Lo que da origen a un reclamo de Juan José Llorens, quien siendo continuador del fondo de comercio, aduce los "derechos adquiridos" a continuar con el monopolio de la venta de combustible, un negocio que venía creciendo y que tenía buenas perpectivas futuras.


La Municipalidad no lo entendió así y ratificó su decisión de dar por terminada la concesión. Esto favoreció la entrada al negocio del combustible, los aceites y derivados a la competencia que rápidamente se instaló. Así don Bautista Viglino se convirtió en representante de la nafta que provenía de los Yacimientos de Comodoro Rivadavia, donde se había descubierto petróleo en 1908.

También aprovechó la oportunidad un antiguo empleado de Llorens que se había independizado y abierto negocio por cuenta propia don José Eguía y Cía. que vendía la marca "Energina".


Por esta razón es que Llorens, muy contrariado por la decisión de las autoridades municipales, decide crear un partido político al que bautizó "Comunal", que presidió durante algunos años y con el cual compitió en las elecciones locales. Varios de sus gerentes y socios fueron años después autoridades del Municipio de Victorica.

NOTA: Agradezco las fotos cedidas por la familia de Adela Irma Saenz de Peirone y de Ruben Gómez Luna.



















































No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails