lunes, 27 de julio de 2009

VIAJE A MACHU PICCHU

El año 1998 participamos de una muy interesante experiencia, como integrante de la delegación argentina de la Asociación de Entidades Privadas dedicadas a la Educación en nuestro país, que tiene su sede en la provincia de Buenos Aires.
Se trataba de un Congreso Internacional de Educación en Perú, para analizar distintos problemas de la educación en Latinoamérica.

Pero a lo que me voy a referir no es a ese Congreso en sí específicamente, sino a la oferta complementaria que hizo la organización, de realizar un Viaje a las raíces de la Identidad Cultural de Latinoamérica.
Se trataba de una visita guiada a las ruinas de Machu Picchu en la República del Perú, una de las residencias del primer emperador Inca Pachacútec.

El viaje lo hicimos con una delegación Argentina integrada por docentes de distintos niveles, participando también autoridades y funcionarios de distintas Entidades y Organismos de la Educación, confluyendo un grupo de aproximadamente cuarenta personas.

No fue un viaje de turismo más, tampoco una visita de descanso, sino prácticamente una “expedición”, donde aprendimos mucho, porque los organizadores habían contratado guías, expertos e investigadores, quienes nos acompañaron durante todo el trayecto, haciendo de esta experiencia, una de las actividades culturales más interesantes de las que he participado.
Catedral de Cuzco (Perú) el año 1998 (Foto Luis E. Roldán)

Llegamos a Cusco, Perú, donde fue nuestro lugar de alojamiento, para desde allí viajar a los lugares sagrados del antiguo imperio incaico.
Llegamos al hotel y allí nos dieron a beber un té de coca, para despejar la mente. Algunos sufrían el efecto de la presión por la altura en la que nos encontrábamos, lo que nos hizo recordar inmediatamente los problemas de las delegaciones deportivas cuando deben jugar en esas alturas.

Al día siguiente salimos hacia la Estación “Aguas Calientes” para abordar el tren, un ferrocarril de trocha angosta y que luego de recorrer 112 kilómetros, nos llevó hasta el Hotel que se encuentra a la entrada de Machu Picchu. Los más jóvenes a quienes les gusta la aventura y el contacto mucho más directo con la naturaleza, optaron por hacer “el camino del Inca”,
trayecto que demanda tres días y en el que hay que cargar mochila.

El día que nos tocó, fue casi primaveral, a pleno sol, sin lluvia, tampoco niebla, temperatura agradable, lo que nos permitió disfrutar de la magnificencia de esa belleza, en medio de la selva rodeada de montañas.

Tapa del libro de nuestro Guía en en viaje cultural a las raíces de nuestra identidad cultural.

El Machu Picchu es un santuario que perteneciera al antiguo imperio de los incas. El significado sería “ciudad de Paz”, aunque contemporáneamente se la reconoce por la designación quechua sureña, como “montaña vieja”.

El recorrido por los distintos niveles y lugares sagrados del mismo, lo hicimos acompañados del Dr. Marino Sánchez Macedo, descendiente de aborígenes, doctorado en Ciencias Sociales y con una especialidad en Antropología.

Al final del recorrido le adquirí su libro titulado “De las Sacerdotisas, Brujas y Adivinas de Machu Pichu”, donde el relata sus propias investigaciones, excavaciones y estudios durante más de dos décadas, sobre los más importantes temas de quienes habitaron el lugar hasta la llegada de los españoles.


Foto desde sector norte a sur, primer plano la plaza central. Al fondo el "Wayna Picchu" la montaña majestuosa.


“Muestras de radio carbono, revelan que fue edificada entre 1450 a 1500 de nuestra era, pero una cronología ajustada, no es la columna vertebral de la historia…” dice Sánchez Macedo, un humanista de hondos sentimientos para valorar en toda su magnitud los valores de la cultura incaica.

“Se encuentra a 2450 metros sobre el nivel del mar y a 450 metros por encima del río Willkanota, llueve durante nueve meses de agosto a abril, con una intensidad que llega a 2000 milímetros, por la alta humedad, la zona se denomina Reino de las Nieblas”.

Nuestro guía el Antropólogo Sanchez Macedo, junto a una profesora argentina que levanta nuestra bandera en el sitio sagrado donde residieron los antiguos incas que supieron llegar hasta nuestra Mendoza.


Al día siguiente visitamos el gran Parque Arqueológico de Sacsaywaman en los alrededores de Cuzco. Por la tarde recorrimos Ollantaytambo donde se hacía la ceremonia de purificación mediante el agua de los distintos surgentes y manantiales.

También recorrimos el Mercado Artesanal de Pisac, donde adquirimos productos textiles y otros recuerdos de la cultura ancestral de los collas artesanos.

Las ruinas, fueron descubiertas, luego de haber permanecido “perdidas” por más de tres centurias, por el norteamericano Hiram Bingham en 1911 un 24 de julio, en que las pisó por primera vez en compañía de algunos baqueanos del lugar.


Bingham era doctor en Filosofía e Historia, había recorrido Venezuela y Colombia durante 118 días a lomo de mula, siguiendo la ruta de Simón Bolívar en sus campañas libertarias de 1818 y andaba interesado en poblaciones antiguas del Perú.

La ciudad cercana más importante es Cusco situada a 130 kilómetros del sitio, actual capital de la Región y antigua capital de los Incas.
Machu Picchu fue declarado “Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO a partir del año 1983.

El 7 de julio del año 2007 el sitio fue declarado “Una de las nuevas Maravillas del Mundo”, luego de una votación de millones de personas del mundo entero.
La Universidad de Yale se ha comprometido en 2007, a devolver al Perú 4000 piezas arqueológicas que fueron sacadas del país por Hiram Bingham en 1912.
No sabemos si esta devolución se ha concretado al presente, pero sin dudas que significará un importante paso para los latinoamericanos de recuperar estas valiosas muestras de las raíces de su identidad cultural.
Si alguna vez pueden, no dejen de conocerlo, porque esto tiene que ver con nuestras profundas raíces culturales y es digno de visitarse. A quienes ya lo conocen, espero que les haya causado el mismo impacto que a nuestro espíritu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails