lunes, 27 de octubre de 2008

DICEN LOS QUE SABEN

¿Los Argentinos pobres y empobrecidos, podremos festejar con asado el Primer Bicentenario?


De los diarios de circulación nacional de la fecha, (27-10-2008), he extraído una muestra pequeña de algunas opiniones de expertos nacionales e internacionales, referidas a las perspectivas del desenvolvimiento, impacto y efectos de la crisis financiera mundial.

Estas son algunas de las cosas que nos pueden afectar en los próximos meses (¿o años?), por lo que habría que tomar algunas prevenciones para no quedar atrapados. Hay que tener cuidado con los compromisos que se tomen para el futuro. Sobre todo respecto a contratos y obligaciones de distinto tipo, que tengan contenido monetario.

Cierro esta pequeña “antología” con un fragmento de un artículo de uno de los filósofos argentinos vivientes más importantes en el mundo académico no sólo nacional, sino internacional. Esto porque creo que en tiempos de crisis, la economía política se tiene que mirar en el espejo de la filosofía que es la madre de todas las ciencias.

"Expertos analizaron el derrumbe financiero y su impacto económico. Prevén un salto en el desempleo y la desigualdad. Culpan a EE.UU" (Critica Digital)

Para 2009
CEPAL rebajó proyección de crecimiento de Latinoamérica a 3%

“En definitiva: el riesgo del gradualismo es un resguardo insuficiente de la producción, del empleo y del comercio exterior del país. Es obvio que el frente fiscal también se expone.
Si este cuadro se confirmara, la perspectiva devaluatoria sería aun más forzada, reciclando los temas que se creían resueltos: ajustes anticipados de precios, presiones de portafolio hacia la divisa. ¿Contestaríamos con más tasas?

El enfoque súbito, aunque ahora en retirada, ofrecía más ventajas en la faz productiva y social, y hasta en la fiscal. Con un marco integral de política, la reacción de portafolio al respecto pudo ser puntual.

Y en cuanto a los precios, una coordinación de ingresos salariales más activa y preventiva podía ahorrar temores, y en su caso, ante algún desajuste, dar paso en el tiempo a una suma remunerativa compensatoria.

Lo clave es captar las alternativas que pesan: una de ellas, por desgracia, es la recesión y la pérdida de salarios por suspensiones y despidos”
(E.L.Curia, economista argentino, La Nación)

La Presidenta reunida con Empresarios ¿podrán sacarnos de este nuevo infierno?


“Para no dar más vueltas sobre el tema que le preocupa a la población. ¿Por qué la gente le tiene miedo a otro corralito? La respuesta es que fue justamente el matrimonio gobernante el que, con sus avances sobre la propiedad privada, han generado pánico en la gente. La población le tiene miedo a lo que pueden llegar a hacer el gobierno. En la Argentina no hay ninguna conspiración, lo que hay es falta de instituciones y comportamientos autocráticos. Es eso lo que genera el pánico. Y por más que juren y firmen con su propia sangre que no tocaran los ahorros, ya nadie les cree. Es como el cuento del chico que mentía todo el tiempo gritando lobo, lobo. El día que apareció nadie le creyó.
Es cierto que hoy, a diferencia del 2001, la mayoría de los depósitos están en pesos y hay pocos dólares en los bancos. En el 2001 el BCRA no podía emitir dólares para prestarle a los bancos frente a la corrida. Ahora puede emitir pesos en forma de redescuentos si la gente sigue siendo atemorizada por las medidas que toma el gobierno, pero eso sería a costa de una llamarada inflacionaria y cambiaria.
Caída en el nivel de actividad. Inflación. Comportamientos agresivos contra la inversión. Distorsión de precios relativos. Cerradas las posibilidades de acceder al mercado voluntario de deuda. Nivel de gasto público récord. Un contexto internacional que nos trae viento de frente y encima los Kirchner quieren apropiarse de los ahorros de la gente generando pánico, cuando en el mundo están viendo como restituyen el crédito que es hijo del ahorro. Ese con el que se mete el gobierno.
Lamentablemente nos han metido en la tormenta perfecta”.
(Roberto Cachanovky, economista argentino, La Nación


Lousteau: será inevitable la recesión y un mayor desempleo en el país
El ex ministro de Economía afirmó que la crisis financiera mundial se va a sentir en la Argentina; propuso "una discusión profunda, de largo plazo" sobre el sistema jubilatorio; habló de "urgencias fiscales"

El ex ministro de Economía Martín Lousteau consideró hoy que a raíz de la crisis económica mundial, en la Argentina también "se va a sentir la recesión" y habrá "mayor desempleo que hasta ahora", especialmente por medidas que pueden tomar empresas multinacionales.
Lousteau, por otra parte, consideró que "hay otros mecanismos para restaurar adecuadamente" la competividad de las industrias argentinas que no sea la devaluación del dólar.
El ex ministro, en diálogo con radio Del Plata, dijo "no querer meterse" a opinar sobre a qué nivel tendría que estar el dólar, y estimó que este es un momento en que "hay que llevar tranquilidad" a la gente.
Jubilaciones. Por otro lado, Lousteau propuso hoy que el Gobierno impulse "una discusión profunda, de largo plazo, concienzuda" sobre "qué sistema de jubilaciones queremos", en lugar de intentar reformas en forma apresurada y sin las debidas consultas previas.


“Pensamientos del Padre de la Economía”.
En el Volumen 2, Capítulo V, Parte II, Artículo 1 de su manual del capitalismo, Smith escribió: “Los artículos de primera necesidad ocasionan la mayor parte del gasto de los pobres. Les resulta difícil conseguir alimentos, y gastan la mayor parte de lo poco que ganan en obtenerlos. Los lujos y las vanidades de la vida ocasionan los principales gastos de los ricos; y una casa magnífica embellece y exhibe de la mejor manera los demás lujos y vanidades que poseen. Por consiguiente, un impuesto a las rentas provenientes de la vivienda pesaría más sobre los ricos; y tal vez una desigualdad de esta clase no sería nada irrazonable. No es muy irrazonable el que los ricos contribuyan al gasto público, no sólo en proporción a su ingreso, sino en algo más que en esa proporción”. En resumen, Adam Smith era favorable a la imposición progresiva, de modo que le hubiera escandalizado la política impositiva de los gobiernos reaccionarios. En particular, le hubiera parecido escandaloso el hecho, denunciado hace poco en el Congreso norteamericano, de que sólo una de cada tres corporaciones paga los impuestos que le corresponde. Esta postura de Smith no debe extrañar, ya que, antes de dedicarse a la teoría económica, había sido profesor de ética y se había especializado en los sentimientos morales, en particular la simpatía y la empatía, a los que consideraba la raíz de la conducta moral. Por esto, a quienes hemos leído al menos en parte su libro monumental, no nos extraña que se horrorizase de los sufrimientos de los pobres de su época, en particular de los campesinos sin tierra, cuyos hijos no llegaban a cumplir 10 años de edad debido a la grave desnutrición. Tampoco le hubiera gustado saber que Gran Bretaña sigue siendo, de todas las naciones prósperas, la de mayor pobreza infantil, a la par que los Estados Unidos es uno de los de mayor mortalidad infantil. En resumen, Adam Smith no fue el conservador que imaginan quienes no lo han leído. Al contrario, fue progresista en su lucha contra los terratenientes, en su denuncia de la miseria, en su defensa del impuesto progresivo a la riqueza y en su denuncia de la ausencia de libertad sindical. Al fin y al cabo, todos sus grandes discípulos, los grandes economistas clásicos –David Ricardo, John Stuart Mill y Karl Marx– fueron socialistas (desgraciadamente, ninguno de los cuatro creyó en la democracia política). Posiblemente, si viviera hoy, el gran escocés sería tildado de socialista. Pero le hubiera gustado saber que The New York Times, ese periódico conservador moderado, repudia las rebajas de impuestos a los ricos y patrocina la candidatura de Barack Obama, quien promete financiar nuevas inversiones sociales en salud y educación, aumentando el impuesto a los súper ricos.
(*) Mario Bunge, Filósofo Argentino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails