jueves, 4 de septiembre de 2008

CINCUENTENARIO UNIVERSIDAD DE LA PAMPA

El año 1958, a fines de febrero se habían llevado a cabo las elecciones nacionales, que consagraron presidente al Dr. Arturo Frondizi, a quien acompañaba Alejandro Gómez como vice, quienes asumieron sus cargos el 25 de mayo.

En la Provincia de La Pampa por problemas políticos no resueltos entre las fuerzas en pugna, cuando el peronismo estaba proscripto, se produjo la intervención Federal, siendo designado por Frondizi para el cargo de interventor, el Dr. Ismael Amit.

Frondizi y Amit habían participado de las pujas intestinas que fracturaron la Unión Cívica Radical en la Convención Nacional Constituyente de 1957. La fractura del radicalismo generó las dos alas: la Unión Cívica Radical Intransigente a la que adhirieron Frondizi y todos sus seguidores y la Unión Cívica Radical del Pueblo a la que adhirieron los seguidores de Ricardo Balbín.

La política a la que adscribieron fue la del “desarrollismo”, por eso años después Frondizi y su gente generará un nuevo partido que se denominará, Movimiento de Integración y Desarrollo (MID).

Esa intervención a cargo de Amit protagonizó uno de los dos hechos más importantes, por su trascendencia futura para nuestra provincia. Me estoy refiriendo a la creación de la Universidad de La Pampa, el otro sería la puesta en marcha del Banco de La Pampa que había sido creado en la etapa constitucional del peronismo histórico, con el Dr. Salvador Ananía, primer gobernador electo democráticamente, en la recientemente creada Provincia Eva Perón.
El 4 de septiembre próximo se cumplirán cincuenta años de aquella decisión de crear una Universidad, en una provincia que tenía, según el último censo y la estimación de Stieben de población en 1957 la cantidad de 187.521 habitantes, de los cuales 113.344 vivían en centros urbanos y en las dos ciudades Santa Rosa, la capital y General Pico estaban concentrados aproximadamente 39.000 habitantes. Sin embargo el Censo Nacional de población de 1960 arrojó tan sólo 158.746 habitantes, aunque según Fernando Araoz este es un censo irregular y deben considerarse alrededor de 168.000.

Amit produjo el hecho político y encargó al abogado Ernesto Benito Bonicatto, profesor de la Universidad Nacional de La Plata, con quien se gestionaría un convenio, para que presentase un plan conteniendo los reglamentos de funcionamiento y encuadrado dentro de las ideas del incipiente desarrollismo.


Amit había asumido con el lema de “sacar a La Pampa de su estancamiento actual” y la creación de la Universidad la visualizaba como la meta de “formar profesionales y técnicos en vista a las necesidades regionales en especial en los aspectos agrarios, hidráulicos y económicos”.

Estas eran las prioridades que el interventor, luego consagrado gobernador cuando se normalizó institucionalmente La Pampa. Apuntalar el agro para que pudiese dar el salto, para salir de la economía semipastoril y para eso el recientemente creado INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) sería también un valioso instrumento.

El tema hidráulico estaba relacionado con la idea de desarrollar la cuenca del río Colorado para poner en marcha los proyectos de cultivos bajo riego y producción de energía hidráulica.

Y por último los temas económicos en general para apoyar no sólo a la empresa privada, sino también el salto de calidad de la administración publica, que carecía de profesionales, dado que la mayoría estaban llegando de fuera de La Pampa.

Amit aprovechó la legislación nacional sancionada por el gobierno de Frondizi, que le dio un gran impulso a la educación privada, entre ellas las de nivel universitario, cuya ley preveía que pudiesen crearse Universidades Provinciales.

Efectivamente la Universidad comenzó a funcionar en ese carácter pero bajo el manto de un convenio con la Universidad Nacional de La Plata, desde donde vinieron la mayor parte de los profesores.

Cuando en abril de 1959 comenzaron las clases la Facultad de Ciencias Económicas encabezaba las preferencias con 56 alumnos, en tanto que la Facultad de Agronomía le seguía con 37, en tanto que la Escuela de Administración Rural comenzó a funcionar con 20 alumnos.

La creación de la Escuela de Administración Rural en Santa Rosa, venía a llenar el vacío que desde hacía años los sectores privados y públicos venían bregando por llenar. Recordemos que la primera escuela de Agricultura y Ganadería de la Nación se creó con sede en Victorica.

La planta docente se completó además con profesionales que eran funcionarios provinciales, en el Poder Ejecutivo y en el Judicial, el juez federal y profesionales del INTA que se había instalado en Anguil bajo la dirección del Ingeniero Agrónomo Guillermo Covas, quien dirigió la palabra el día de la inauguración, junto con el Gobernador y el Rector Organizador.

Cuando terminé mis estudios secundarios en Victorica y recibí el título de Perito Mercantil, llegó el momento de decidir como seguía. Estaba dispuesto a proseguir estudios universitarios, pero no había ido a la escuela Agrícola en Victorica, donde trabajaba nuestro padre, porque las actividades rurales no me atraían.

Además no tenía posibilidades económicas como para pensar salir fuera de La Pampa para estudiar, por lo que sólo me quedaba la opción de Ciencias Económicas, orientación que no me atraía demasiado tampoco, porque mi fuerte no habían sido las matemáticas.

La Directora de la Escuela se preocupó para que efectivamente pudiese ingresar a Ciencias Económicas, me dio una carta para el entonces rector Arquitecto Rodríguez Pozos a los efectos de que se me adjudicara una beca.

De esta forma y apoyado por nuestra familia que se trasladaron también a vivir en Santa Rosa, pude cursar durante 1964 mi primer año con todo éxito, dado que a fines del mismo de las seis materias de ese curso había aprobado cinco.

Recuerdo al profesor de Economía el Dr. Juan Manuel Hornia, quien años después volvería a su Santa Fe natal. En Análisis Matemático al Ingeniero Rafael y al adjunto Ingeniero Torino, esta fue la única materia que dejé para años posteriores. También al Dr. Julio César Noya que dictaba la asignatura Historia de los hechos económicos y sociales.



Ese año en mayo de 1964 se produjo el sorteo para el servicio militar de la clase 1944, a mi me tocó lo que se conocía como “bolilla alta”, el número de orden 922 correspondía a Marina. Pero esa es otra historia que algún día contaré, estuve 22 meses “bajo bandera” como se decía entonces, en la Base de la Infantería de Marina con sede en Puerto Belgrano cerca del pueblo Punta Alta, provincia de Buenos Aires.

A fines de diciembre de 1969 me diplomé. El título lo tuve que ir a Buscar a la Universidad Nacional de La Plata, está fechado en aquella ciudad el 10 de junio de 1970. En su encabezamiento dice en letras grandes Universidad Nacional de La Plata y debajo en letras más pequeñas Universidad de La Pampa. Abajo firman ambos Rectores y las autoridades de la Facultad de Ciencias Económicas de ambas Universidades y los secretarios de las mismas.

No tuve colación de grados, ni viaje de estudios, ni en la escuela primaria, ni en la secundaria ni en la Universidad. No asistí tampoco al Jardín de Infantes y cuando salí de la primaria perdí un año hasta que se creó en Victorica la Escuela Félix Romero que comenzó a funcionar también en abril de 1959, pero esa también es otra historia que contaré más adelante.

Estudiamos juntos ese primer año con los hermanos Varela, Francisco y Rubén, con “Paco” Falabella. Ellos todos trabajaban, yo solamente me dedicaba a estudiar, estaba alquilando a media cuadra de la casa de los Varela.
Creo que ese primer año de 1964 comenzamos alrededor de sesenta, no cabíamos todos en el aula de la escuela Nº 2 sobre el acceso de la calle Mitre, frente al Banco de la Nación Argentina. Así que muchos tenían que quedarse parados. En ese local también funcionaba el Rectorado. En tanto que la Facultad de Agronomía funcionaba en la casa que actualmente es de la Fundación del Banco de La Pampa.

Los libros se podían obtener en préstamo por siete días de la Biblioteca de la Universidad que recién se estaba formando y que por esos años estaba a cargo del Dr. Ciro Lisandro Ongaro, siendo secretaria la señorita Palchevich.

La Secretaria de la Facultad de Ciencias Económicas era la señorita Stojanosky y el secretario de Actos el señor Viano. El actual Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas es el Contador Roberto Vassia, uno de los primeros egresados, mientras que en el Consejo Superior como integrante del claustro docente está “Cacho” Sapegno, uno de mis compañeros de primero año, oriundo de la provincia de San Luis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails