viernes, 8 de agosto de 2008

INCONGRUENCIAS PAMPEANAS (II)

El Festival Nacional de Jazz

El folklore pampeano es una amalgama de la música, las letras y la danza que trajeron a estas tierras los criollos que vinieron a poblarla y que provenían de la pampa bonaerense y de las provincias arribeñas de Córdoba y San Luis.

En el extremo oeste se nota la influencia de Mendoza y con ella llegan también los ecos de raíz chilena, con la tonada y la tonadilla, la cueca y la zamacueca, el vals, que proviene del alto Perú y que la gesta libertadora importó a estas tierras.

Nuestros aborígenes nativos fueron absorbidos culturalmente por los araucanos que pasaron la cordillera y se instalaron en la zona donde había buenos bosques, agua y sal en abundancia. Calfucurá fue el cacique que pasó a degüello a los jefes pampas y se instaló como señor de la comarca en “Salinas Grandes”.


Los integrantes del Grupo Jazz Santa Rosa posando frente a la estatua de Luis Amstrong en el Parque que lleva su nombre en Estados Unidos 1994.


Pero después de la operación militar “Conquista del desierto” que llevara a cabo el gobierno nacional, en la época en que el general Roca era el Ministro de Guerra, la cultura aborigen fue reprimida prácticamente hasta desaparecer. Recién hace poco más de una década se ha vuelto a ver bailar el lonkomeo y se está enseñando nuevamente la lengua rankel y han reaparecido algunos instrumentos musicales de ese origen.


Luego la llegada de las oleadas de inmigrantes, españoles, italianos, alemanes del Volga, judíos en mayor proporción, aunque también de otras nacionalidades, pero en mucha menor cantidad, llegan los sonidos y los cánticos de esas colectividades que se suman a las del criollo. La vidalita, dice la investigadora Ercilla Moreno Cha, ha sido difundida por el circo, merced a la cual algunos abuelos aún recuerdan haberla escuchado cantar por estas tierras.

De tal modo que la música regional que nos identifica es la huella, el escondido, la milonga, el cielito, la corralera, la cifra, el gato, el malambo, el estilo y alguna otra mezclada, mesturada con influencia “gringa”, la polka, la mazurca europea, (conocida como la ranchera dice la profesora Moreno Cha) el chotis, la jota, etc.

Todo este introito que hago es para decir en primer lugar que no tenemos nada que ver con el jazz, la música que los negros se inventaron en los Estados Unidos, para contar sus penas y sus alegrías. Se considera la cuna del jazz tradicional a Nueva Orleans y prácticamente desde sus inicios a fines del siglo 19 y hasta la primera guerra mundial, se mantuvo como una música regional. Las bandas de jazz que se formaron, solían acompañar marchas y acontecimientos locales.

En nuestro caso en La Pampa, las primeras bandas musicales que pertenecen justamente a las colectividades españolas e italianas, tocan marchas y música de origen europeo, pero para nada el jazz.

Sin embargo les tengo la noticia, que aunque parezca increíble y hasta una incoherencia, nuestra provincia es sede desde hace más de veinticinco años de un Festival Nacional de Jazz.


El Grupo de Jazz Santa Rosa posando con algunos instrumentos en New Orleans año 1988.


Incluso en la ciudad capital de La Pampa, Santa Rosa, han llegado a coexistir dos o tres agrupaciones que ejecutaban jazz exclusivamente.

Pero además, quieran ustedes saber que algunos de estos conjuntos se presentaron en la cuna misma del jazz. Allí en Nueva Orleans y con algunos reconocimientos bien merecidos.

Por esas raras coincidencias de la vida el año 1987 en Noviembre se realizó el Tercer Festival Nacional de Jazz Tradicional. Primero con participación internacional (en realidad vino un solo grupo desde Australia) en homenaje al Jazz argentino y en diciembre se presentaba la más completa investigación sobre “Folklore y Música Popular en La Pampa” de Rubén Evangelista y les aseguro, que para nada está mencionado el jazz.

Hay varios Festivales Provinciales de doma y folklore e incluso uno de nivel nacional en Intendente Alvear, pero su proyección es absolutamente provincial y en los últimos tiempos han quedado reducidos a lo zonal. En cambio el Festival Nacional de Jazz permitió que la gente que se nucleó alrededor de esta música pudieran, no sólo promoverla, ejecutarla, sino viajar por todo el país y por varios países llevando el nombre de la ciudad capital de La Pampa a escenarios internacionales, adonde ningún grupo musical pampeano había llegado sea folklórico, de tango o de rock


El Grupo tocando en el Cafe Tortoni de Avenida de Mayo en Buenos Aires.

Quienes tomaron a su cargo la idea de fomentar un Festival Nacional de Jazz en Santa Rosa, fue justamente el grupo que se llama “Grupo de Jazz Santa Rosa”, creado en 1977 y presentado al público en la planta alta de la confitería “La Capital”, frente a la plaza central el 1º de julio. Concurrieron alrededor de 150 personas con capacidad colmada.

Los integrantes de la primera formación que dieron origen al grupo habrían sido: “Coco” Gómez al piano, “Yaco” Rach en trombón, Hugo Mezzasalma en trompeta, “Tucho” Fernández en clarinete, Neri Suárez banjo, “Mono” González tuba y “Quique” Rodríguez batería. Como Uds. pueden apreciar los apellidos delatan el lugar de origen de sus padres o abuelos inmigrantes.

La mayoría de ellos habían pertenecido a diversas formaciones orquestales, ejecutando en esos grupos otro tipo de música, desde las llamadas “características”, hasta las temáticas, pasando algunos por el folklore nacional.

Pero antes de su integración a conjuntos musicales, la mayoría formaron su oído musicalmente hablando, escuchando música de género variado. Todo disco que llegaba a sus manos, tango, folklore, clásica, jazz, era absorbido por los jóvenes de la década del 50, cuando todavía La Pampa era territorio nacional, no tenía caminos pavimentados y muy escasa población.

Probablemente el semillero de tantos músicos haya estado en la Banda de la Policía Provincial, dirigida por el italiano Juan Mecca, que luego se transformará en la Banda Sinfónica de la Provincia de La Pampa. También debe haber contribuido el hecho de que en la vecina localidad de Toay a pocos kilómetros de la ciudad capital existiera un Regimiento del Ejército que contaba con una banda de música. Y por supuesto el Colegio Salesiano Domingo Savio que tenía también una banda que acompañaba a los “Exploradores de Don Bosco”, con un cura al frente que enseñó a muchos niños lo básico de los instrumentos.

Y posteriormente ya en la década del 60 llegaron a Santa Rosa, alumnos para la Universidad Provincial de La Pampa, provenientes de las provincias vecinas, que trajeron consigo sus saberes, sus inquietudes musicales y sobre todo su oído, porque la mayoría de ellos han sido músicos intuitivos. Así como también hasta los primeros años del 60 lo habían hecho los estudiantes de nivel secundario que provenían del interior provincial donde no existían colegios de ese nivel de enseñanza.

Parados de Izq.a derecha: Suarez banjo, Rach trombón, Fernández clarinete, Mezzasalma trompeta y Rodriguez, baterista.
sentados: González tuba y Gómez pianista. Santa Rosa dicbre. 1977.



A continuación transcribo una lista, seguramente incompleta de las agrupaciones, conjunto o bandas musicales, que en las dos décadas que van desde los fines del cincuenta hasta la formación del Grupo de Jazz Santa Rosa, existieron en la Capital pampeana.

1.- Conjunto de música “característica” Siboney
2.- “Delfijazz”, orquesta dirigida por Delfino Nemesio, Eduardo Nemesio
3.- “Cuartero Moderno de Jazz”: D. Nemesio, M.González, Rodríguez y “Coco” Gómez.
4.- “Pájaro Blanco” característica de Nemesio.
5.- “Black Bottom Jazz Band”: “Mono” González y otros
6.- “Cuartero del 900”: José Cambareri, D. Nemesio, O. Fourcade, Santajuliana, “Quique”Rodríguez y “Mono” González.
7.-“Trío Manhattan”: R. Rodríguez, “Quique” Rodríguez, y “Mono” González.
8.- “Mario y sus Peniques”: Mario y Juan Mecca, “Mono” Rodríguez, “T” Fernández.
9.- “Juvencia”, luego “Juventud” y después “Ritmo de Juventud”: N. Suárez y otros.
10.- “Jazz Los Americanos”: Franco, Dora Mezzasalma, J. Ernst, Ramos, Amado y Hugo Mezzasalma.
11.-“Acuario”: “Foretto” Chávez, R. Pereyra, G. Zorzi, O. Attochi
12.- “Teorema”: “Yaco” Rach, Hugo Mezzasalma
13.- “El Combo”: E. Ayerza, Oscar Phuegger, B. Bennemezón, “Negro” Mansilla.
14.- “Sweet Jazz Band”: C. Rodríguez, Forastiero, R. Díaz, R. Capdevielle, S. Romero, M. Jerez
15.- “Sol Naciente”: F.Chávez, T. Gaich, C. López, G. Mángano, T. Fernández, Luiggi Corvalán, “Conejo” Roldán y “Yaco” Rach.
16.- “Swing Tempo”: Mario y Armando Mecca, Santoro, H. Mezzasalma y “Yaco” Rach.
17.- “Acuarela”: T. Gaich, Chispa López, Omar Saavedra, M. Carrera y Gigena.
18.- “Grupo 04”. A. Roldán, Lito Fassi, N. Mansilla, Yuyo Regalado, N. Braile y Tachi Gaich.


El Grupo Jazz en el anden de la estación de ferrocarril de
Santa Rosa (La Pampa) Argentina año 1988


Como se puede apreciar por los nombres, hay una raíz o una tendencia hacia el jazz, esa música que después de la segunda guerra mundial se había expandido por Europa y que a través de las bandas y los intérpretes más famosos habían batido récords de venta de discos y saltado incluso al cine y luego la televisión.

El jazz llegó también a Latinoamérica y por supuesto a la Argentina. El grupo de Jazz Santa Rosa en la contratapa del libro que editaron para conmemorar sus 20 años de existencia, (del que hemos extraído la mayor parte de las referencias) eligieron una cita de Julio Cortazar, uno de los tantos escritores argentinos amantes del jazz: “…y el Jazz es como un pájaro que migra o emigra o inmigra o transmigra, saltabarreras burladuanas, algo que corre y se difunde…”.

Podemos decir que el grupo de Jazz Santa Rosa, ayudó a su manera a difundir, promover y fomentar sobre todo el jazz tradicional, que pocas bandas continúan ejecutando en el mundo. El esfuerzo puesto al servicio de esta iniciativa no encuentra parangón con respecto a otras músicas regionales que nos caracterizan o identifican mucho más como argentinos y pampeanos.

Links relacionados:
Festival Nacional de Jazz Tradicional: http://www.festivaldejazz.com.ar/
Grupo de Jazz Santa Rosa (La Pampa): http://www.gjsr.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails