jueves, 3 de julio de 2008

RECUERDOS DE BOGOTA

De izq, a der. Sergio España, Perrota,
Germán Arciniegas, Antonio Salonia y Luis Roldán



En el año 1992, tuve oportunidad de acompañar, en representación del gobierno de la provincia de La Pampa, como ministro de Cultura y Educación de la misma, a la comitiva argentina encabezada por el entonces ministro de Educación Dr. Antonio Salonia, a la reunión de la OEI (Organización de Estados Iberoamericanos) que se realizaba en Bogotá, capital de Colombia.

En ese momento, era presidente de Colombia el Dr. César Gaviria Trujillo, quien dijo el discurso de clausura de las deliberaciones y que años después sería designado secretario general de la OEA (Organización de Estados Americanos).

Una noche asistimos junto a la delegación a una recepción en la casa del escritor colombiano don Germán Arciniegas. A sus noventa y dos años, lúcido y todavía con capacidad y ganas para continuar batallando por sus ideales. Era el año quinientos del aniversario del descubrimiento de América y por sus propuestas y críticas fue destituido de la Comisión que presidía en Colombia. Defensor acérrimo de los excluidos, los olvidados, los humillados. Militaba en lo que educación se refiere en el andarivel de Sarmiento en la Argentina o en la de Andrés Bello en Chile o la de José Vasconcelos en México.

Desde el lugar de donde nos hospedábamos, hasta el lugar donde funcionaba la Convención, éramos escoltados permanentemente en nuestros desplazamientos por la policía. Las recomendaciones eran no salir luego de las veinte horas y sobre todo solos, dada la inseguridad reinante en la capital.

Mientras estuvimos compartiendo esos días, un grupo de la guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas), hizo volar un gasoducto, que contaminó con derrame de petróleo un río, afectando toda la cuenca de donde se extraía agua potable para la población.

También pudimos realizar actividades culturales. Una de ellas fue la visita al Museo del Oro, donde se exhibe una muestra de la orfebrería de la época precolombina. Si alguna vez visitan Bogotá no se lo pierdan, porque es uno de los lugares, donde uno puede apreciar el arte aborigen de una belleza incomparable realizada en ese precioso metal.

Allí podrán observar y valorar más de 25.000 piezas originales que son una muestra de la cultura incaica, enraizado en la nacionalidad colombiana.

Un mediodía fui hasta las oficinas del organismo que los colombianos habían creado para medir la calidad de la educación. Allí me dieron material impreso sobre el tema y pude constatar en las entrevistas con los técnicos, que ellos nos llevaban ventajas a los argentinos, que recién estábamos por comenzar con los Operativos Nacionales de Evaluación.

Ese breve contacto con algunos exponentes de la realidad cultural, política y educacional de Colombia, me permitió llegar a la conclusión que el pueblo colombiano tenía nuestras mismas ansías de libertad, de crecer a través de mejorar su sistema educativo y de proyectar su identidad cultural a nivel continental.

Pero lamentablemente estaba jaqueado por el narcotráfico, la guerrilla, la violencia generalizada y el enrarecimiento del clima político. Los lazos del narcotráfico con la guerrilla y con las mafias que trafican armas han conformado una telaraña difícil de desterrar, para un país que tiene tomado gran parte de su territorio.

El derramamiento de sangre, una guerra civil prácticamente larvada, han carcomido los mejores esfuerzos del pueblo colombiano que no se merece ser rehén de estos traficantes de la violencia.

En éstos días en que se ha producido la liberación de varios rehenes a través de una operación del ejército Colombiano, con apoyo de fuerzas especiales de Estados Unidos, se abre para el pueblo colombiano una perspectiva de paz, que podrá mitigar en parte las penurias que han debido soportar estas últimas décadas.

1 comentario:

  1. Hola Luis. Muy de actualidad tu escrito, excelente.Gracias por hacer disfrutar tus viajes y recuerdos. Lo aprecio muchisimo.Un abrazo.

    ResponderEliminar

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails