martes, 1 de julio de 2008

LAS PREMONICIONES DE PERON


El pensamiento de Perón tiene varias vertientes y obviamente cada uno de sus costados, responde al momento histórico y al contexto político que se estaba viviendo.

Algunos prefieren al Perón fundacional de sus dos primeros gobiernos, cuando toda la fuerza del movimiento de masas que creó alrededor de su figura carismática, le permitió concebir e instalar la idea de una Tercera Posición frente a las potencias imperiales.

Otros eligen el capítulo de la dignificación social del trabajador, que hizo plasmar en la reforma de la Constitución Nacional de 1949, abrogada por un decreto de la Junta Revolucionaria de 1955. Frente al capitalismo liberal insensible a las necesidades de los trabajadores y los más pobres, Perón enarboló la bandera de la Justicia Social.
Y hay quienes siguen línea discursiva en su pensamiento anticipatorio de la integración latinoamericana, desde la promoción del ABC (Argentina, Brasil y Chile), hasta su premonición “el dos mil nos encontrará unidos o dominados”.

Personalmente, me atrae mucho más rescatar también el Perón que vuelve a la Argentina, después de dieciocho años de exilio. Que gana las elecciones con el mayor porcentaje de votos que haya obtenido un presidente argentino 62 % y que trae toda la sapiencia de un dirigente que ha madurado los problemas del mundo desde el observatorio de su residencia española en Puerta de Hierro.

Es el Perón que fascina a los periodistas de diarios, de la entonces Republica Federal de Alemania con algunos de estos párrafos, dichos en una entrevista el 6 de noviembre de 1973
.
“En estos momentos nosotros estamos viviendo el continentalismo y es muy probable que la etapa que siga sea el universalismo. En realidad creemos que la etapa continentalista va a durar muy poco. Repito señores: el medioevo duró quinientos años y tuvo su carro; el demoliberalismo habría de durar dos siglos, y tiene su coche. Hoy, en la época del jet, la etapa no puede durar más de medio siglo.”

Y prosiguió el presidente Perón desplegando su visión: “pensamos que todos los países superdesarrollados son los ricos del pasado, y que aquellos que poseemos las grandes reservas de elementos naturales, de subsistencia, somos los ricos del futuro”.

“Pero pensamos también que siendo esa nuestra esperanza, es también nuestro peligro, porque la historia prueba que cuando los grandes y fuertes han necesitado de esas dos cosas –materia prima y alimento- las han ido a buscar donde estén, por las buenas o por las malas. Eso nos lleva a la necesidad de unirnos, a los que no somos poderosos ni fuertes. Por eso es que aspiramos a concretar la integración latinoamericana.”

Definiciones premonitorias frente al nuevo contexto internacional, de cara al conflicto entre el gobierno y la dirigencia del sector agropecuario y a la reciente reunión del MERCOSUR en Tucumán.

Frente a la pregunta de un periodista, sobre la importancia de los medios de comunicación, Perón responde apropiadamente.

“Los adelantos técnicos y científicos en los medios de comunicación, han permitido que los pueblos se esclareciesen. Hoy los pueblos no aceptan el sacrificio. Si se los somete al sacrificio, se rebelan, y tienen razón. Hoy los pueblos aceptan el esfuerzo mancomunado; y ese esfuerzo está siempre compensado con un beneficio que, a su vez, está en relación directa con el mismo esfuerzo y con la capacidad con que se lo realiza.”

Y remata su reflexión en general con esta comparación específica referida a la Argentina. “Somos un país muy extenso y despoblado, pero el hombre que está en la Patagonia, a dos mil kilómetros de Buenos Aires, tiene su transistor en la oreja, escuchando que pasa en el mundo en ese momento. Eso adquiere para nosotros una importancia mayor que la que puede tener para los países desarrollados de Europa.”

Perón murió en ejercicio de su tercera presidencia, un primero de julio del año 1.974 y más de un año y medio después comenzaba el anunciado golpe de Estado que instaló la dictadura más sangrienta.

Durante esa tercera presidencia el gobierno, intentó poner en marcha un Impuesto a la Renta Normal Potencial a la tierra, que fue fuertemente resistido por las organizaciones del agro con diversos argumentos.

Perón lo impulsaba, porque según sus mismas palabras: “nosotros todavía no hemos explotado ni el diez por ciento de lo que podemos producir en comida, porque no hemos tenido a quien venderle. Y en cuanto a la materia prima, todavía no hemos empezado a explotarla. Llegará un momento en que Europa estará sin proteínas y sin materia prima, dos cosas sin las cuales no se puede vivir, ni desarrollarse.”

Estamos llegando a ese momento, la China y la India están incorporándo al mercado internacional de demanda de alimentos una porción mayor de su población y entrando en ese escenario internacional, de lucha por los recursos naturales. Lo lamentable es que la dirigencia actual de nuestra querida Argentina no tenga un poco más de sensatez y cordura para trabajar coordinadamente y aprovechar para transformar estas ventajas comparativas, en ventajas competitivas para todos.



1 comentario:

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails