jueves, 31 de julio de 2008

BIOCOMBUSTIBLES: ¿OPORTUNIDAD O RIESGO?

Introducción a los biocombustibles

Desde que el precio del petróleo comenzó a dispararse, los países desarrollados comenzaron a promover fuertemente el sustituto, y desde las Universidades, Empresas y hasta de los Organismos Internacionales de Crédito se comenzó con el fomento no solo de las investigaciones sino también de la inversiones concretas para impulsar rápidamente la producción de los biocombustibles.

En estos días los diarios nos traen dos noticias relacionadas con ellos. Por un lado Brasil pone en funcionamiento su primera planta de producción de biodiesel a través de su empresa estatal nacional Petrobras.

Por otro lado en nuestro país la producción de biodiesel y sus exportaciones van camino a convertirse en uno de los principales rubros en el ranking de las ventas al exterior.

El año pasado asistí a las Jornadas Regionales de Biocombustibles que fueron organizadas por la Secretaría de Cultura y Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de La Pampa, la Cooperativa Popular de Electricidad, la Fundación Chadileuvú, el INTA Regional La Pampa-San Luis y Morelp/Moreno junto a la Subsecretaría de Cooperativas del gobierno de nuestra provincia.

En los dos días del mes de agosto del 2007 se pasaron revista a un variado núcleo de temas, abarcando desde los aspectos internacionales hasta los locales, desde los temas teóricos hasta las experiencias concretas. Una mirada desde el enfoque de las posibilidades hasta las limitaciones que tiene este complejo asunto.

Obviamente este tema toma impulso a la par del incremento del precio del petróleo, una fuente de energía del tipo de “recursos no renovables”. El precio del barril de petróleo costaba en 1997 alrededor de 10 dólares, diez años después en abril de 2007 rondaba los 60 dólares y en la actualidad se ubica alrededor de los 125 dólares, después de haber trepado los últimos meses a más de 140 dólares.

El editor jefe de “Clarín Rural” ha dicho que “no son ni buenos ni malos, sino inevitables”, en tanto que el presidente del INTI (Instituto nacional de Tecnología Industrial) Enrique Martínez, sostiene que esta es “una opción que impone el Norte” desarrollado a los países subdesarrollados y empobrecidos como el nuestro.


Maizal en los alrededores de "El Durazno" (La Pampa)

¿Los biocombustibles correrán nuevamente la frontera agropecuaria arrinconando

la ganadería vacuna más al oeste? Foto Lerc año 2008

Para zafar de esa “opción” que algunos tachan de “inevitable” el año pasado doce países sudamericanos, entre ellos Argentina, Brasil, Venezuela, Bolivia llevaron adelante un encuentro al que titularon Primera Cumbre Energética Suramericana, en la cual se trataron entre otros la posibilidad de un gasoducto del sur (un proyecto bastante utópico) y el tema de los “combustibles verdes”. El presidente de Bolivia tiene sus dudas si apoyar o no los denominados “biocombustibles”. Sus amigos Fidel Castro y Hugo Chávez presidente de Venezuela están en contra porque suponen que el uso de productos de la agricultura, derivados para hacer combustibles, encarecerán el precio de los alimentos, perjudicando mucho más a los millones de pobres que existen en el mundo, millones de los cuales viven en nuestros países sudamericanos, incluida la Argentina.

Los argumentos teóricos a favor de los biocombustibles, es decir producir energía a partir de recursos renovables, que tienen menor producción de dióxido de carbono, favorecerá el efecto invernadero, es atendible, pero también hay que computar los riesgos ambientales que pesarán sobre la utilización intensiva de los suelos.

Y a fines del 2006 el titular del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) anunció que la entidad destinará una cartera de 3.000 millones de dólares para financiar esta agroindustria emergente en toda Sudamérica y el Caribe.

Hay dos tipos de biocombustibles, el etanol que se extrae de la caña de azúcar y que se utiliza para las naftas y el biodiesel que se obtiene del maíz. La Argentina puede participar de los dos mercados dada su producción de caña en las provincias norteñas y su región maicera de la pampa húmeda. ¿Es conveniente para el país? ¿Es sustentable este emprendimiento sin poner en riesgo la seguridad alimentaria de la sociedad?. En otro momento continuaremos, por lo pronto aquí quedan nuestras dudas también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://luisroldan.blogspot.com.ar
“Sin comentarios, un blog no es un blog”:
Por favor si desea que me contacte con Ud. no olvide dejar su e-mail.
Los comentarios son fundamentales y una de las más importantes razones de ser de un blog como este, ya que en ocasiones llevan a descubrir información muy interesante además de la que uno mismo conoce. Los comentarios son la inspiración e incentivo para seguir escribiendo e investigando. Los agradezco y valoro muchísimo, por ello los animo a que sigan comentando y/o criticando.
No se publicarán comentarios cuya temática no tenga nada que ver con el artículo que has leído, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan ataques o insultos de cualquier tipo.
Muchas gracias y esperamos su visita nuevamente!

Related Posts with Thumbnails